Luis Galeano
  • |
  • |
  • END

Las antiguas autoridades del Colegio de Periodistas de Nicaragua (CPN) contrataron a una firma de auditores que no se encuentra inscrita en la Contraloría para la realización de una auditoría interna, y, por tanto, los resultados del examen contable que presentaron a las nuevas autoridades es inválido.

La información la confirmó el presidente de la Contraloría General de la República (CGR) Guillermo Argüello Poessy, a través de una carta que envió al presidente del CPN, Leonel Laguna, el pasado 24 de abril, en la cual le indica que la firma de Denis Urbina Guerrero no se encuentra inscrita en el Registro de Firmas de Contadores Públicos Independientes del ente fiscalizador.

La ex presidenta del CPN, Mercedes Rivas, dijo ayer que Urbina Rivas fue contratado por recomendación del auditor interno de la Lotería Nacional, Gregorio Aburto, pero éste negó rotundamente la información y dejó en el aire la versión de la ex titular del Colegio.

Laguna recibió la carta del titular de la CGR como respuesta a una misiva que había enviado el 20 de marzo del presente año, en la cual le consultó sobre la auditoría financiera y de cumplimiento, realizada al Estado de Ingresos y Desembolsos del CPN, por el período del 1 de enero al 31 de diciembre de 2008, realizada por el Consultor Independiente Denis Urbina Guerrero.

Auditoría inválida

“El licenciado Denis Urbina Guerrero no se encuentra inscrito en el Registro de de Firmas de Contadores Públicos Independientes que lleva esta Contraloría, por lo tanto, no se encuentra habilitado para realizar trabajos de auditoría externa a entidades u organismos sujetos al ámbito de control de éste Órgano Superior, conforme lo que establece la Ley Orgánica”, dice la respuesta de Argüello Poessy a Laguna.

“Por lo que los resultados de dicha auditoría se encuentran fuera del ámbito legal de esta entidad. Por lo cual nos pronunciamos”, afirma Argüello en su misiva.

Urbina Guerrero recibió 1,300 dólares por haber realizado un trabajo que a la luz de la Contraloría no es válido. El pago lo hizo el primer 40 por ciento la antigua Junta Directiva, y, el restante, la actual.

¿Cuál es la verdad de las cuentas?

Para Laguna, la respuesta de la Contraloría abre una enorme interrogante sobre el correcto manejo de los fondos de los agremiados en esa agrupación, la cual será despejada por la auditoría que realizará la CGR en las próximas semanas.

“La verdad es que nosotros, la nueva Junta Directiva, estamos muy inconformes conque se haya utilizado ese dinero (1,300 dólares) para pagar una auditoría que no sirve”, dijo Laguna, y consideró que quienes los antecedieron “se apresuraron” en la búsqueda de querer demostrar que habían trabajado de manera transparente.

Detalló que existen dudas en el rubro de “Ayuda para Medicamentos”, en el que aparecen nombres de miembros del CPN retirando dinero, pero que en los soportes sólo se registró la firma de la tesorera, no del beneficiario. A esa situación se le agrega que, en varias ocasiones, el supuesto beneficiario fue expulsado del CPN al mes siguiente de haber recibido la ayuda, por no cumplir con los requisitos para ser parte de la organización.

Otro de los fenómenos es que la pensión que recibían miembros del CPN jubilados, después de tres meses de haber iniciado el pago de las mismas, fueron suspendidas, bajo el argumento de que el beneficiario “era poeta, no periodista”.

“Nada de eso dice el informe, preguntamos al señor Urbina por qué, y nos dijo que se trataban de asuntos ‘sin relevancia’, y eso te da una idea de cómo se manejó esto”, indicó el presidente del CPN.

¿Dietas?

Asimismo, Laguna mencionó como otra de las “cosas raras” que se encontraron la designación de “dietas” a los antiguos miembros de la Junta Directiva por asistir a las reuniones, durante los últimos seis meses de administración.

Indicó que el vicepresidente recibía 400 dólares por revisar el libro de actas, la tesorera y la presidenta 200 dólares cada una; y que otros dos miembros obtenían 50 dólares cada uno, por asistir a las reuniones.

“La verdad es que nosotros, los periodistas, hemos sido fuertes críticos de este tipo de cosas de parte de los funcionarios públicos y caemos en lo mismo”, dijo Laguna, asegurando que los actuales directivos no reciben dinero por asistir a las reuniones.

Rivas: “Fue contratado por recomendación”

“Se contrató a Urbina Guerrero por recomendación de la Lotería, y yo presenté otras propuestas a la Junta Directiva, que eran más caras y confiables, pero por el mismo cuento de ser austeros y por la Ley de Contrataciones, fue que se le contrató”, dijo la ex presidenta del CPN, Mercedes Rivas, quien señaló al auditor interno de la entidad de la suerte, Gregorio Aburto, como quien les recomendó a la firma.

Dijo no tener documentos que prueben lo que decía en cuanto a la recomendación de Aburto, y señaló a la ex tesorera Leyla Martínez, como la que “por su propio carácter”, impuso que se tenía que aceptar a Urbina Guerrero. Martínez se encuentra fuera del país y no pudo ser contactada.

“Ahí lo que tiene que pasar es que el Colegio tiene que demandar a esa firma, porque nosotros actuamos por recomendación de la Lotería, del señor Aburto”, dijo Rivas.

“Lo que le dijimos fue que como Lotería no podíamos hacer la auditoría, porque estábamos llenos de trabajo, y que en tal caso, lo que cabía era pedirla a la CGR o bien una firma privada, pero no se mencionó a nadie en específico”, dijo Aburto ayer al ser consultado. Sobre las dietas y los señalamientos hechos por Laguna, Rivas indicó que fue sólo el reembolso de gastos de combustible, “y para que llegaran a firmar y hacer quórum para poder firmar actas, porque si no, no se podía hacer nada”. También se aprobó un viático para realizar los preparativos del Congreso.

De la falta de firma en ayuda a miembros del CPN y demás señalamientos, dijo no conocer nada.