•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 46 personas, en su mayoría mujeres madres, desalojaron este sábado las afueras de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote, ante la posibilidad de una expulsión violenta por parte de la Policía Nacional que bloqueó todos los accesos y asediaba a quienes permanecían en el lugar. 

Algunas madres explicaron que también decidieron abandonar el sitio por su seguridad, debido a que el Gobierno convocó a empleados públicos a marchar hasta el lugar y temían ser agredidas. Todas se trasladaron a la Catedral de Managua. 

 Sandinistas también salen a las calles

Braulio Abarca, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), explicó que “lamentablemente las madres, esposas y demás familiares de detenidos se vieron en la obligación de desplazarse forzosamente porque la Policía les estaba asediando y tenían sitiada todas las entradas”. 

Desde el mes de abril, cuando estallaron las protestas contra el Gobierno y las detenciones ilegales, la calle que daba a la DAJ se mantenía ocupada por madres y familiares que preguntaban por sus hijos o les llevaban alimentos.

Betsayda Guzmán llevaba 21 días de estar prácticamente viviendo en las afueras del centro de detención exigiendo la liberación de su esposo, el exmilitar Óscar Danilo Mendoza, “que decidió no ser parte de los paramilitares que salen a masacrar al pueblo”. 

 Monimboseño relata cómo escaparon de los armados

“Por proteger nuestra vida nosotros decidimos salir de ahí (El Chipote). Estábamos muy nerviosas porque sabemos de lo que es capaz este Gobierno, aun así no vamos a dejar la lucha por nuestros inocentes presos”, apuntó la mujer.

Luego de la evacuación la joven Hazel Kasandra Velásquez, con cuatro meses de embarazo, se desmayó y fue trasladada a un hospital.

Técnicos del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), visitaron a las personas que desalojaron El Chipote para tomar sus testimonios.

64 detenidos

Carla Sequeira, directora jurídica de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), aseguró que en El Chipote siguen detenidas 64 personas por protestar contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega. 

Los detenidos, algunos menores de edad, son originarios de Masaya, Niquinohomo, Diriá, Diriomo, Diriamba, Jinotepe y Managua.

 Profanan el Santísimo en Jinotega

Sequeira lamentó la evacuación forzada de las familias, ya que “no representaban ningún riesgo, pero (los policías) llegaron con una actitud violenta tratando de intimidar”.

“Instamos al Gobierno a que cese estas prácticas de represión, que deje de amedrentar a las familias que lo único que hacen es estar en las afueras de El Chipote. No perjudican a nadie, no interfieren en nada, no es un tranque ni una manifestación, solo es gente que está sufriendo por sus presos y busca estar cerca de ellos para pasarles comida y pedir su liberación”, agregó la directora jurídica de la CPDH.