•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La iglesia Católica canceló en Jinotepe, Carazo, el tope de los santos, que se celebra cada año en honor a las fiestas patronales de Santiago Apóstol.

La decisión se tomó debido a la crisis en Nicaragua y por la profanación que sufrieron dos templos católicos en Carazo: la basílica menor de San Sebastián, en Diriamba, y la parroquia Santiago, en Jinotepe.

En un comunicado de la iglesia Católica se indica que se suspende el tope de los santos, "por el dolor y la incertidumbre que atraviesa la nación", pero se mantiene el novenario en honor a Santiago.

El tradicional tope de los santos estaba previsto para el 24 de julio, como todos los años anteriores.

 

La primera actividad religiosa suspendida es la demanda de Santiago de los Caballeros, la cual sale del interior de la parroquia hacia las montañas del departamento, acompañado de sus fieles católicos, que en su mayoría son varones.

Esta actividad iniciaba desde el 28 de junio y culminaría el 16 julio, sin embargo quedó suspendida, pues Jinotepe estaba totalmente atrincherada por jóvenes que pedían cambios democráticos y sufrían ataques armados de parapolicías.

Lo mas difícil y doloroso para los fieles católicos ocurrió el 9 de julio, luego de que un grupo de personas simpatizantes del gobierno, acuerpados por la Policía Nacional y parapolicías encapuchados, profanaron la parroquia Santiago, donde también agredieron a los sacerdotes que se encontraban en el templo.

Algo similar ocurrió en Diriamba.

 

Desde entonces la iglesia Santiago cerró sus puertas y permaneció sitiada y rodeada por parapolicías durante cinco días consecutivos.

Al igual que en la Basílica menor de San Sebastián, las campanas de la parroquia Santiago a esta fecha no se han escuchado y la santa eucaristía no se ha realizado.

Las misas en honor a Santiaguito se han celebrado en una iglesia que no es la suya, pues sus fieles asisten a su novenario en la iglesia El Calvario del Divino Niño, ubicada a unas cuadras de la parroquia Santiago, al sur de la ciudad de Jinotepe.

Según el presidente del comité de Santiago, Rigo Carranza, el tope tradicional entre las imágenes de Santiago, patrón de los jinotepinos; San Sebastián, patrón de los diriambinos; y San Marcos Evangelista, patrón de los sanmarqueños; no se realizará este 24 de julio.

"El novenario se está realizando en El Calvario, la parroquia Santiago está cerrada, se abrirá el 25 de julio para celebrar una misa de desagravio (luto), porque estamos de luto, por la profanación de nuestro templo, ese día luego de la misa de luto y dolor se realizará otra misa en honor a Santiago, donde sus fieles podrán llegar a venerar a la imagen y pagar sus promesas de una manera muy distinta y dolorosa para nosotros los católicos que amamos a Santiago", dijo por medio de llamada telefónica Carranza.

Dolores celebrará a Santiago Apóstol

Aunque la tradición original desde hace mas de cien años es realizar el tope de los santos de las tres ciudades más importantes del departamento de Carazo (Diriamba, Jinotepe y San Marcos), este año el vicealcalde de Dolores ha invitado a la feligresía a celebrar en ese municipio a Santiago.

La ciudad de Dolores por siglos ha sido el escenario perfecto para el tradicional tope de los santos, sin embargo luego del encuentro, las imágenes salen en procesión hacia sus ciudades natales y nunca han recorrido las calles del pequeño poblado de Dolores, como ahora lo pide su vicealcalde.

Para muchos fieles católicos, como Rigo Carranza, es una sorpresa dicha actividad, debido a que la verdadera imagen de Santiago se encuentra en la parroquia Santiago de Jinotepe.

"Aquí todo el comité de Santiago no se da cuenta de nada, estas festividades son originales de la ciudad de Jinotepe, sabemos que se celebran en Boaco, pero no en Dolores, seguramente lo harán con una réplica de la imagen Santiaguito", explicó Carranza.

 

Lo más raro para los católicos es que la invitación la hace en redes sociales el vicealcalde de la ciudad de Dolores y no el sacerdote Germán Prieto, quien es encargado de la iglesia María de los Dolores, de la ciudad de Dolores, Carazo.