•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las detenciones arbitrarias continúan en la ciudad de Granada, camionetas sin placas con civiles armados continúan desplazándose por las calles y capturando a  jóvenes que encuentran a su paso, a los detenidos les roban los celulares y los agreden físicamente.

“Ellos están organizados, para andar por los barrios sembrando miedo en los pobladores, detienen a los muchachos de manera ilegal y después los ocultan, no dan información a sus familiares de su paradero, ayer (el sábado) en el barrio Pancasán se llevaron a una pareja, los golpearon fuertemente y les quitaron sus teléfonos, no se sabe nada de ellos”, expresó un habitante de ese barrio, quien se limitó a dar sus iniciales, U.J.B.L., por temor a la represión.

Cuando capturan a jóvenes, los llevan hasta la estación policial, los golpean, los dejan en prisión y algunos son procesados por el delito de terrorismo. Desde las 6:00 p.m., la Gran Sultana luce desierta y sin habitantes en sus calles.

Luisa Castillo, habitante del barrio la Otra Banda, dijo que “en el día, ellos (los parapolicías) no andan en las calles, permanecen en sus cuarteles, pero a partir de las 6:00 p.m. ya empiezan a andar, son varios sujetos con el rostro encapuchado, que andan con armas; ayer (sábado) al menos 3 camionetas pasaron por los barrios  Bartolomé, la Otra Banda y otros”.

Justicia y paz

“Estos es algo que ya no se detiene, la semana pasada los antimotines detuvieron a unos taxistas y sacaron a los pasajeros, que en su mayoría eran jóvenes, los golpearon en frente de todos, con el pie les daban en sus rostros, no es justo lo que hacen; la vida humana vale mucho para que los traten como animales, queremos justicia y que intervengan los organismos internacionales”, dijo el señor de iniciales C.A.A.L, quien fue testigo del ataque.

Rosario Guzmán, comerciante, expresó: “Dicen querer la paz, pero son los peores, agrediendo, encarcelando y asesinando a personas indefensas, no se camina tranquilo por las calles, no puedes andar tu celular, porque en cualquier momento te lo agarran para revisártelo y, si estás en contra del este Gobierno, te meten a la cárcel sin orden judicial, ellos no quieren parar”.