•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La familia de Irlanda Jerez, odontóloga, comerciante y dirigente autoconvacada, que fue detenida por la policía la semana pasada, denunció que desde el día en que se hizo pública su captura, han recibido amenazas. “Nos han mandado a decir que nos van a volar la cabeza y hasta que nos van a meter presas”, indicó una de sus hermanas que prefirió el anonimato.  

Según la ciudadana, las amenazas han llegado a través de las redes sociales. Ante estas intimidaciones, la familia de Jerez está tratando de evitar lugares públicos. “Hay mucha gente fanática que no se contiene, irracionales y actúan de una manera inesperada y no nos podemos exponer”, expresó. 

Irlanda Jerez no ha visto ni hablado con su familia desde que fue capturada el pasado miércoles por la tarde, en la rotonda Cristo Rey.   

La denunciante dijo que el caso de su hermana es político y se aprovecharon de algo que ocurrió en 2016. “Fueron a desempolvar este caso y es meramente político porque mi hermana andaba súper activa en contra de las barbaridades que comete este gobierno”, expresó. 

Aseguró que no saben exactamente donde está su hermana, ya que desde el 20 de julio no llegaron a la Direccion de Auxilio Judicial (DAJ) por el riesgo que atacaran las turbas del partido de gobierno. “Hasta el momento, preliminarmente, sabemos que la trasladaron a la cárcel La Esperanza, para mujeres”, manifestó. 

“Tenemos muchísimo miedo. La niña de mi hermana, mi niña, estamos súper atemorizados, porque esta gente (simpatizantes de Ortega) viene cada día más fuerte”, aseguró.

La acusación

 A Jerez la acusan por los delitos de coautoría de usurpación del dominio privado, estelionato, uso de documento falso y falsedad ideológica en perjuicio de otra ciudadana.

El abogado de la odontóloga y comerciante, explicó que el caso existía desde el 2016, pero como es una acusación privada, solo tiene dos instancias. En primera instancia se ganó, pero en la segunda hubo algo raro y los declararon culpables. Se buscó un amparo que los beneficiaba, pero el amparo que detuvo el acto se cumplió hasta la semana pasada. 

La orden de detención de Jerez es virtud de una sentencia condenatoria  dictada en su contra en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio el 16 de noviembre del 2016 por los delitos de falsedad ideológica, uso de falso documento y estelionato.