•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 Noventa y siete días después de haber iniciado las  protestas contra el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua, centenares de universitarios marcharon este lunes en Managua, en el Día Nacional del Estudiante, para exigir justicia por sus compañeros muertos y el respeto a la autonomía universitaria.

Desde la rotonda Jean Paul Genie hasta la rotonda Rubén Darío, en Metrocentro, los estudiantes iban gritando consignas, como “No somos terroristas, somos estudiantes”. Pero, la marcha no culminó en la Universidad Centroamericana, como estaba previsto, debido a la presencia de policías en el sector.

Durante el recorrido los protestantes mostraron libros, cuadernos, lápices y computadoras. “Esto es para que vean lo que en realidad somos; no somos terroristas como dicen todos los días en los medios del Gobierno, yo no he matado a nadie, no le he robado a nadie y estoy aquí solo porque quiero un cambio para mi país; quiero que seamos libres y que tengamos democracia”, comentó una joven que pidió no ser identificada.

Los universitarios iniciaron el pasado 18 de abril las protestas por unas reformas al sistema de seguridad social, y desde entonces las manifestaciones han continuado con la exigencia de adelantar elecciones y justicia por más de 300 muertos ocasionados por la represión.

La abuela

Jessica María Cuadra, estudiante de Sicología de la Universidad Centroamericana, marchó acompañada de su abuela María Isabel Rivera, de 78 años.

“Ver a toda esta juventud me ha contagiado de un espíritu de protesta que este pueblo tenía apagado. Yo le pido a este Gobierno que escuche la voz de los chavalos, de la juventud. Yo aquí no veo delincuentes, como dicen ellos; veo a muchachos con banderas y cantando tranquilamente, pero que saben bien lo que quieren”, expresó Rivera.

Delegaciones de todas las universidades de Managua participaron de la manifestación y expresaron su solidaridad con los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) que fueron desalojados del recinto a balazos por antimotines y fuerzas parapoliciales.

Los universitarios pidieron al gobierno de Ortega la liberación de los detenidos por participar en las protestas.

“Queremos que liberen a nuestros hermanos porque protestar no es un delito, es un derecho constitucional y no puede ser que solo por eso ahora los quieran apresar acusándolos de terrorismo; es una exageración, una completa violación a los derechos humanos y, por eso, debemos seguir en las calles”, dijo Manuel Olivas, estudiante de Derecho de la UCA.

 La manifestación inició en la rotonda Jean Paul Genie y culminó en la rotonda Rubén Dario, de Metrocen-tro.

La Universidad Politécnica de Nicaragua, la Universidad Centroamericana, la Universidad Nacional de Ingeniería y la UNAN-Managua, cuatro de los centros de estudio más grandes de Managua, continúan cerradas.

La Coalición Universitaria, que convocó a la marcha, llamó a retomar las clases “hasta tener condiciones de democracia y de verdadera autonomía”.

La marcha de los estudiantes de este lunes fue la cuarta manifestación masiva realizada en Managua en tres días consecutivos.