•   El Salvador  |
  •  |
  •  |

El candidato presidencial del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y excanciller salvadoreño, Hugo Martínez, condenó ayer la violencia en Nicaragua y se desligó del respaldo dado por el presidente, Salvador Sánchez Cerén, a Daniel Ortega.

“Condeno la violencia en Nicaragua” y “no comparto en absoluto las declaraciones del presidente en este caso”, dijo en una entrevista televisiva Martínez, quien recomendó crear un “mecanismo” para investigar los asesinatos y “castigar a los culpables”.

El candidato también hizo un “llamado urgente a que, de acuerdo con los parámetros establecidos por la Iglesia y por instancias internacionales, se retome un diálogo franco que produzca resultados concretos”.

“El drama que se está viviendo en Nicaragua es algo inaceptable y los actos de violencia que se están dando, vengan de donde vengan, son totalmente condenables”, acotó Martínez, secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) entre 2013 y 2014. 

El presidente salvadoreño criticó este domingo a los partidos políticos de derecha de su país por apoyar “procesos desestabilizadores” en Nicaragua y justificó su apoyo a Daniel Ortega. 

Ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.EFE\END

Sánchez Cerén señaló que las protestas contra Ortega son de grupos “que han sido preparados desde hace mucho tiempo fuera del país” y que “están desestabilizando porque quieren derrocar un gobierno legítimamente electo”. 

España aconseja no viajar a Nicaragua

 En Madrid,  el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, desaconsejó ayer viajar a Nicaragua pues está “casi en guerra civil” debido a la represión del gobierno del presidente Daniel Ortega contra los manifestantes que se oponen a él, lo que ha causado entre 277 y 351 muertos desde abril pasado. 

Borrell mencionó la situación de Nicaragua en una rueda de prensa en Madrid de presentación de una campaña para que los españoles viajen de manera segura al extranjero durante las vacaciones. 

En el caso de Nicaragua, subrayó que hay muchos turistas españoles en un país que está “casi en guerra civil”.

Debido a la violencia desatada en el país, Exteriores “desaconseja el viaje” en su página web, en el apartado  de recomendaciones de viaje.  

Aumenta la inseguridad  

“El nivel de riesgo es elevado en todo el país. Ha aumentado la inseguridad como consecuencia del actual conflicto social y político”, dice el texto de la web. Es “previsible”, continúa, que se sigan registrando manifestaciones y concentraciones de personas, cortes de tráfico, enfrentamientos violentos, paros y cierres de comercios, así como “problemas de abastecimiento de víveres y combustible”. 

Según Exteriores, tanto las autoridades nicaragüenses como la Embajada de España “tienen limitada su capacidad de respuesta en situaciones de peligro”, por lo que “deben extremarse las medidas de precaución”. Borrell pidió el pasado día 19 el cese inmediato de la violencia para que “acabe el sufrimiento del pueblo hermano” de Nicaragua, y apeló al diálogo para tratar de buscar una salida.