•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El Ministro de Estado del Reino Unido, sir Alan Duncan, denunció hoy “el uso excesivo de la fuerza” y de “munición real” de parte del Estado en contra de los manifestantes en Nicaragua.

“Estoy profundamente preocupado por la violencia continua en Nicaragua, particularmente por el uso excesivo de la fuerza de parte de las autoridades y los grupos armados progubernamentales contra el pueblo de Nicaragua", expresó Duncan.

Añadió que corresponde al Estado poner fin a la violencia en Nicaragua y garantizar el diálogo.

También: Arzobispo de Panamá presidirá jornada de oración por Nicaragua

"Los informes sobre abusos contra los derechos humanos, incluido el uso de munición real, son alarmantes y deben investigarse a fondo”, reza el comunicado.

Daniel Ortega concedió una entrevista a la cadena de noticias de Estados Unidos, Fox, haciendo énfasis en que adelantar las elecciones en Nicaragua provocaría inestabilidad y afirmó que, a su entender, la situación en este país está volviendo a la normalidad.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) denunció ayer que 758 personas han sido reportadas como secuestradas en lo que va de la semana, al ser capturadas a la fuerza por parapolicías.

Asimismo, el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), hizo referencia a que entre 400 y 500 personas están detenidas de forma ilegal en las distintas cárceles del país, por participar en las protestas contra el gobierno.

Lea: Policía de Nicaragua detiene a alcalde de Mulukukú
Lea: Denuncian más de 700 capturas ilegales en un día

Por otro lado, Daniel Ortega concedió una entrevista a la cadena de noticias de Estados Unidos, Fox, haciendo énfasis en que adelantar las elecciones en Nicaragua provocaría inestabilidad y afirmó que, a su entender, la situación en este país está volviendo a la normalidad.

Mientras, Duncan dijo hoy que respaldan el trabajo que han realizado la OEA, CIDH y ONU para investigar los casos de violencia y buscar una solución a la crisis en Nicaragua.

"El Reino Unido apoya el trabajo de la Organización de Estados Americanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la ONU, e instamos a las autoridades nicaragüenses a que les permitan llevar a cabo su trabajo sin ninguna interferencia. También acogemos con satisfacción el papel de mediación de la Conferencia Episcopal Nicaragüense y alentamos a todas las partes a comprometerse con una resolución pacífica de la crisis”, declaró Duncan.

Nicaragua está en crisis desde el 18 de abril y se estima que hay entre 280 y 350 muertos.