•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 10 horas duró el ataque armado para desmantelar las barricadas que protestantes mantenían en el barrio Sandino, en la ciudad de Jinotega.

La ofensiva, que inició la noche del lunes y se extendió hasta la madrugada de este martes, dejó tres muertos, entre ellos un menor de edad. También hubo, al menos, 15 heridos.

 Bala de alto calibre mató a brasileña

Los fallecidos fueron identificados como Bryan Picado, de 22 años; Benito González, de 30; y Leytin Chavarría, de 16.

Representantes de la Iglesia Católica, quienes mediaron con las fuerzas antidisturbios que ejecutaron el operativo, confirmaron que los jóvenes fueron alcanzados por proyectiles entre las 4:00 a.m. y 5:00 a.m. de este martes.

En el barrio Sandino, los protestantes habían liberado las vías de manera pacífica, pero decidieron volver a atrincherarse el pasado jueves 19 de julio cuando simpatizantes del Gobierno realizaron disparos en esta zona urbana.

 Los extranjeros que han muerto durante crisis en Nicaragua

“Los quitaron (los tranques) los mismos policías, la población dejó que los quitaran. Después se volvieron a poner porque el 19 de julio una caravana del Gobierno los rafagueó, entonces ellos decidieron poner los tranques”, relató Juan Carlos Rivera, diácono de la catedral de Jinotega.

Según el religioso, los disparos también impactaron contra las viviendas aledañas a donde estaban los protestantes. Este martes aún había presencia policial en las calles del barrio, por lo que los pobladores manifestaron temor.

Algunos protestantes asegu-raron que previo al ataque de este lunes, las autoridades policiales habían dado un “ultimátum” a los manifestantes para que desmontaran las barricadas.

El tranque en el barrio Sandino de Jinotega era el último del que se tenía conocimiento a nivel nacional, luego de los operativos realizados por fuerzas policiales y parapoliciales en las semanas recientes, para desmantelar las trincheras que mantenían los protestantes antigubernamentales. 

Un capturado

Vilma Navarrete, representante de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) en Jinotega, reportó que el ataque dejó más de 15 heridos. “Fue una ofensiva fuerte” y sorprendió a los protestantes porque el ataque inició por la parte trasera del tranque, agregó.

Navarrete señaló que un protestante fue capturado por la policía, identificado como Denis Hernández Gutiérrez.

 Brasil convoca a la embajadora de Nicaragua por muerte de estudiante

La Policía Nacional solo reportó como heridos a cinco miembros de esa institución, señalando que las fuerzas policiales llegaron al lugar a realizar “labores de restablecimiento de la libre circulación”.

En un comunicado de prensa, la institución calificó de “grupos terroristas” a los protestantes.

Obispo solicita diálogo

Monseñor Carlos Enrique Herrera, obispo de la Diócesis de Jinotega, manifestó que habían hablado con la policía de la zona para exhortarlos al “diálogo y la comprensión”.

Herrera se movilizó ayer hasta el periférico barrio Sandino, ubicado a unos 15 minutos a pie desde el centro de la ciudad, con el fin de llegar a una mediación entre las partes y acompañó a los familiares de las víctimas en las honras fúnebres.

“Un pueblo no se puede oponer a un ejército; lamentamos lo que ha pasado, reflexionen las autoridades porque esto no es así, esto no es a la fuerza, no estamos en una guerra civil; y que se aparten de este barrio para que no haya más muertos ni más heridos”, dijo el religioso.