•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El vicepresidente estadounidense Mike Pence sostiene que “la violencia en Nicaragua patrocinada por el Estado es innegable”, citando el tuit de Fox News con la entrevista que brindara el presidente Daniel Ortega el lunes al periodista Bret Baier, en la que el mandatario afirmó que los grupos paramilitares son organizados por grupos políticos opositores a su gobierno.

 S&P baja calificación crediticia a Nicaragua

La respuesta de Estados Unidos a la entrevista que Ortega brindó al canal Fox News, en la que este aseguró que adelantar elecciones crearía inestabilidad en Nicaragua, ocurrió un día después a través del vicepresidente Mike Pence y el Departamento de Estado.

“Estados Unidos insta al gobierno de Ortega a que ponga fin a la violencia ya y a que celebre elecciones adelantadas. El mundo está observando”, escribió Pence en su cuenta de Twitter.

El Departamento de Estado

El llamado a elecciones adelantadas también lo expresó el Departamento de Estado a través de su portavoz, Heather Nauert. “Nos unimos a la comunidad internacional para pedir elecciones anticipadas, libres, justas y transparentes y la protección de los derechos humanos” en Nicaragua, señaló Nauert en una conferencia de prensa.

 Ortega dice estar abierto a dialogar

Nauert dijo que el Gobierno de Estados Unidos condena la violencia y la intimidación constante por parte de los grupos armados controlados por el Gobierno, incluyendo las detenciones arbitrarias de más de 700 personas opositoras al Gobierno. También condenó los ataques a la Iglesia Católica y las muertes de “cientos de manifestantes”.

“El Gobierno nicaragüense no puede continuar excusando su comportamiento y responsabilizando a otros por sus acciones o las acciones de otros afiliados a él”, enfatizó el Departamento de Estado, el cual sigue apoyando los esfuerzos de la Iglesia Católica en su papel de mediadora en el diálogo nacional.

Reino Unido apoya a la iglesia

El ministro para las Américas, del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido, sir Alan Duncan, manifestó este martes su apoyo al papel de mediación de la Conferencia Episcopal Nicaragüense y detalló que su gobierno alienta “a todas las partes a comprometerse con una resolución pacífica de la crisis”.

Duncan, a través de un comunicado, aseguró estar “profundamente preocupado por la violencia continua en Nicaragua”, particularmente por el uso excesivo de la fuerza de parte de las autoridades y los grupos armados progubernamentales contra el pueblo de Nicaragua.

 Un menor muere en ataque, en Jinotega

“Los informes sobre abusos contra los derechos humanos, incluido el uso de munición real, son alarmantes y deben investigarse a fondo”, manifestó Duncan.

Luego sugirió: “Para que la estabilidad regrese al país, el Gobierno nicaragüense debe asumir la responsabilidad de poner fin a la violencia y proporcionar condiciones seguras para reanudar el diálogo pacífico”.

El Reino Unido manifestó su apoyo al trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la ONU, e instó a las autoridades nicaragüenses a que les permitan llevar a cabo su trabajo sin ninguna interferencia.