•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo este martes que miraría como algo "ideal" un diálogo con su homólogo estadounidense Donald Trump para frenar la política de Estados Unidos contra su país, tras señalar a la nación norteamericana de intervencionismo. 

"Creo que sería lo ideal", afirmó Ortega al canal Telesur al ser preguntado sobre si fuese posible un diálogo con Trump. 

 Un menor muere en ataque, en Jinotega

El presidente nicaragüense, que dijo que el "veneno" en el país lo pone el "intervencionismo norteamericano", manifestó que la política de ambas naciones está siendo manejada por "grupos de extrema derecha".

Insistió en que los enfrentamientos violentos que vive Nicaragua desde abril pasado, y que han dejado entre 277 y 351 muertos, son financiados por factores internos y externos, cuya "base política está en Miami". "Allí están los congresistas, allí están los senadores que sienten como que es un deber de ellos acabar con el sandinismo (...) vemos con estos congresistas, como estos senadores marcan claramente a Cuba, Venezuela,  Nicaragua", agregó.

Ortega dijo que durante las protestas en el país ha "habido similitudes" con las manifestaciones del año pasado en Venezuela por lo que reiteró que hay un financiamiento para "trasladar esa experiencia" a Nicaragua.

 Bala de alto calibre mató a brasileña

"Incluso aquí han venido de Venezuela, han venido venezolanos de los que han participado en las guarimbas (protestas violentas) de los que son expertos en el manejo de redes sociales a trasladar esa experiencia aquí y han viajado jóvenes financiados por agencias de los EE. UU.", apuntó.  nicaragüense recalcó, además, que el "diálogo, el entendimiento, el consenso" es uno de sus principios y dijo estar abierto a conversar con los empresarios y la Conferencia Episcopal.

"Estamos nosotros dispuestos a conversar no solamente con ellos, sino con todos. ¿Están dadas las condiciones? Yo diría que hay que crearlas, hay que crearlas porque todavía en este momento los mensajes que han salido no ayudan a crear esas condiciones sino que más bien tienden a alejar esas condiciones", dijo.

Agregó que es necesario el consenso, el entendimiento y el diálogo, pero los empresarios de la cúpula no dan señales para reiniciar negociaciones, aunque asegura que el empresario que no es de la cúpula asiste a reuniones que convoca el Gobierno.

 Brasil convoca a la embajadora de Nicaragua por muerte de estudiante

“Estamos dispuestos a acuerdos en nuevas condiciones, pero no vamos a repetir la historia, esas nuevas condiciones partirían de lo que es el papel del empresario en cuanto a aportar al desarrollo para la economía, no tanto como lo habían incorporado en la alianza, donde participaban y opinaban sobre diferentes temas, incluyendo leyes. Aquí no aprobamos leyes sin consenso con los empresarios, pero otros campos se rebasaba el ámbito; no creo que ellos mismo lo quieran, porque parecería que están en concordancia con el Gobierno, pues la extrema derecha los culpa de haber hecho dicha alianza”, afirmó el mandatario.

La periodista de Telesur, Patricia Villegas preguntó a Ortega si volvería a sentarse con los jerarcas de la Iglesia. Ortega recordó que el cardenal Leopoldo Brenes dijo que había que luchar por la paz. Por tanto, añadió Ortega, “estamos dispuestos a conversar, con todos”.

“El mensaje que dio Brenes el domingo, es un punto de partida, para abrir esas condiciones”, sostuvo.

Nicaragua está sumergida en la crisis más sangrienta de su historia en tiempos de paz y la más fuerte desde la década de los años 1980.

Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de elecciones anticipadas y reformas profundas al Estado para lograr las demandas de justicia y democratización de los distintos sectores del país.