•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) acordaron pedirle por escrito al presidente Daniel Ortega que les diga si ya no los quiere como mediadores y testigos del diálogo nacional, confirmó monseñor Carlos Herrera, obispo de la Diócesis de Jinotega.

“Se acordó enviarle una carta (al presidente Daniel Ortega) para ser exactos y saber si en realidad quiere que continuemos como mediadores y testigos”, expresó el prelado.

 Policía condiciona libertad a 80 detenidos

El obispo Herrera debió acudir este martes al barrio Sandino de Jinotega para consolar a las familias de jóvenes muertos en las barricas durante la “operación limpieza” que emprendió la policía para quitar los obstáculos en las calles de este reparto.

Los obispos, explicó Herrera, decidirán qué posición tomar respecto al diálogo “una vez que se tenga la repuesta” del presidente del país. La CEN se reunió el pasado lunes en Managua y la carta a Ortega fue parte del acuerdo al que llegaron para poder decidir sobre su continuidad en el diálogo.     

“Sí, fue un acuerdo en la reunión del CEN, se le enviaría la carta (ayer u hoy). Dependiendo de la respuesta, se verá si continuamos o no. Una vez que tengamos la respuesta del presidente, se verá sobre la convocatoria del diálogo”, recalcó monseñor Herrera. 

El obispo de Jinotega enfatizó en señalar “que nosotros lo que hemos hecho nada más es ser testigos del diálogo y en estos días sabremos si continuaremos”, recordando que los lunes se reúne la CEN en Managua.

Obispos reflexionan

El pasado 22 de abril, el presidente Ortega convocó a un diálogo nacional y pidió a los obispos participar. Los jerarcas de la Iglesia aceptaron involucrarse en las conversaciones, como mediadores y testigos, pero en su discurso del pasado 19 de julio, Ortega los descalificó señalando que los obispos respaldan una propuesta de golpe de Estado y se refirió a ellos como “golpistas”.

El cardenal José Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, presidente de la CEN, dijo que tras los señalamientos de Ortega, los obispos reflexionarían la posibilidad de retirarse de sus labores de mediadores y testigos del diálogo. 

 Pence: la violencia debe detenerse

El pasado 7 de junio, la CEN presentó a Ortega una carta con la propuesta de los sectores que integran la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, destacando la solicitud del adelanto de las elecciones generales para marzo del 2019, lo que ha sido descartado por Ortega, aduciendo que es un planteamiento anticonstitucional y “golpista”. 

El diálogo nacional inició el pasado 16 de mayo entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, pero las protestas y las muertes durante las mismas se han mantenido. Organismo pro-derechos humanos registran más de 300 fallecidos. 

 S&P baja calificación crediticia a Nicaragua

Sacerdotes han actuado como mediadores para lograr la libertad de los detenidos por la Policía y personas que quedaron atrapadas en templos católicos en Masaya, Jinotepe y Managua, en donde se daba asistencia a los civiles heridos, pero por este apoyo fueron atacados por grupos parapoliciales. El diálogo se encuentra suspendido desde el pasado 8 de julio.