•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elevó este martes a 295 los muertos en Nicaragua por la crisis sociopolítica que estalló en el país el pasado 18 de abril.

El secretario ejecutivo de la CIDH, el brasileño Paulo Abrão, anunció la cifra en Twitter, que es inferior a la reportada por organizaciones locales que hablan ya de más de 350 muertos.

Abrão dijo que de los 76 muertos verificados durante la visita de la CIDH a Nicaragua a finales de mayo se pasó a los 212 de mediados de junio, 264 a principios de julio y 295 a día 24.

En una entrevista reciente con Efe, Abrão señaló al Estado como "único responsable" de la violencia en Nicaragua, porque, a su entender, ha usado a sus fuerzas de seguridad para "reprimir, matar, provocar lesiones y detenciones arbitrarias".

Las protestas contra Ortega y Murillo comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

La más recientes víctimas

Una estudiante brasileña, tres manifestantes antigubernamentales y tres sandinistas murieron en los más recientes hechos violentos.

El Gobierno de Brasil convocó a la embajadora de Nicaragua en ese país, Lorena Martínez, para dar explicaciones sobre la muerte de la estudiante brasileña Rayneia Gabrielle Lima, víctima de disparos de supuestos parapolicías en Managua.

El canciller brasileño, Aloysio Nunes, llamó además a consultas al embajador de Brasil en Nicaragua, Luís Cláudio Villafañe, para explicar también la muerte de la brasileña, señalaron a Acan-Efe fuentes de la Cancillería sudamericana.

"Es una demostración de insatisfacción con lo que pasó", indicaron las citadas fuentes.