•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Instituto de Medicina Legal (IML) emitió este miércoles un comunicado confirmando que la estudiante de Medicina de origen brasileño, Raynéia Gabrielle Lima, de 31 años, murió por un balazo en el tórax, sin especificar de qué calibre.

La Policía Nacional tampoco ha revelado la identidad del autor del disparo ni el tipo de arma y bala que este utilizó.

 La Iglesia sigue pidiendo diálogo

La joven fue asesinada la noche del lunes en el residencial Lomas de Monserrat, en Managua, cuando el carro en el que se desplazaba fue rafagueado. Se desconoce el paradero del vehículo.

María José da Costa pidió ayuda a las autoridades brasileñas para repatriar el cuerpo de su hija y exigió justicia en el caso.

“El cuerpo de la ciudadana brasileña ingresó al IML a las 4:30 a.m. de este martes 24 de julio, procedente del Hospital Militar, y le realizaron la autopsia médico-legal. En este caso se determinó que la causa de la muerte fue herida por proyectil de arma de fuego en el tórax y abdomen”.

La información sobre el tipo de bala y arma de fuego utilizada contra la joven, cobra relevancia porque la Policía Nacional atribuye el crimen a un guarda de seguridad.

 Banpro denuncia que encapuchados proyectan y filman su edificio

Sin embargo, habitantes del sector sostienen que la joven fue abatida por un grupo de civiles armados encapuchados que se mantenían allí. También reportaron haber escuchado ráfagas de armas de fuego a la misma hora en que, según la Policía, se produjo el ataque.

Lima fue trasladada al Hospital Militar por su novio, quien sigue sin aparecer por su seguridad.

Fuentes médicas ya habían informado a El Nuevo Diario, el martes, que Raynéia Gabrielle Lima recibió un impacto de bala en el tórax, y señalaron que la bala era de un arma de “alto calibre”.

“Ella llegó casi sin signos vitales, tenía una hemorragia tremenda, le hicieron una transfusión de sangre y se le llevó al quirófano. Ahí se vio que era una bala que atravesó hígado y tórax. Era una arma de alto calibre, porque el orificio que causó en el tórax era de 15 centímetros y eso no lo hace una bala cualquiera”, detalló la fuente médica a El Nuevo Diario.

 Encapuchados intimidan en El Nuevo Diario

“Un guarda de seguridad, que apenas cuenta con una pistola, no tiene la capacidad de hacer tantos disparos como los que se escucharon”, comentó un vecino.

El IML indicó que la delegada para asuntos consulares de la Embajada de Brasil en Nicaragua, Martha Cuadra, solicitó información sobre el caso de la ciudadana brasileña.

La institución indicó que entregarán el cuerpo una vez que personal de la Embajada lo requiera.

Pide ayuda

Este miércoles María José da Costa, de 55 años, madre de la médica brasileña asesinada en Managua, solicitó ayuda a las autoridades de su país para repatriar el cuerpo de su hija.

 Congreso de EE. UU. vota contra Gobierno nicaragüense

“Quiero que el Brasil entero se movilice y las autoridades tomen medidas para traer el cuerpo de mi hija, que está congelado dentro de una nevera”, dijo entre lágrimas la mamá de la joven al diario Correio Braziliense.

“Quiero que quien acabó con la vida de mi hija pague caro”, agregó.

El gobierno de Pernambuco se comprometió con la familia de la víctima a asumir los costos del traslado del cuerpo hasta su ciudad natal.