•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Valeska Sandoval, la joven de la emotiva despedida de su madre el día del ataque a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), salió de las instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial (El Chipote), la tarde de este miércoles, confirmó la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Carla Sequeira, directora de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), expresó que llamó a los familiares de Valeska, quienes le confirmaron que había quedado libre.

“No entramos en detalles, solo se limitaron a decirme que estaba libre y colgaron. Por lo menos sabemos que salió y que está con su familia, porque extraoficialmente nos habían comentados que estaba maltratada. Recordá que las personas son amenazadas que si hablan regresan de nuevo a El Chipote”, afirmó Sequeira.

La estudiante fue vista por última vez la mañana del pasado viernes cuando salió de una casa de seguridad para buscar alimentos junto con dos compañeros.

Sequeira mencionó que falta que liberen a más personas que han sido detenidas de madera ilegal, porque no andan orden de captura y allanamiento y menos los han capturado en in fraganti delito. 

Burla e intimidación

La promotora de derechos humanos lamentó que en las afueras de El Chipote se encuentren todavía personas afines al Gobierno, quienes se burlan de las madres, las intimidan y las hostigan.

Nicaragua cumplió más de tres meses de estar sumergida en una profunda crisis sociopolítica, en la que se ha registrado unas 351 personas fallecidas producto de la represión gubernamental y catalogada como la más sangrienta de nuestra historia.