•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) elevó este jueves a 448 la cantidad de personas muertas durante la crisis en Nicaragua.

La cifra presentada por la ANDPH cubre del 19 de abril al 25 de julio, y sostiene que la elevada cantidad responde a la represión del Gobierno y los enfrentamientos que desató.

En una conferencia de prensa, el secretario ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva, dijo que los últimos 15 días “fueron particularmente sangrientos”.

Entre el 10 y 25 de julio la ANPDH registró 97 muertes a nivel nacional, es decir que en promedio hubo seis fallecidos por día.

“Como organismo en el ejercicio de nuestra labor humanitaria nos sentimos profundamente preocupados por la profunda crisis de violación de derechos humanos por parte de un gobierno que no demuestra la voluntad política de mejorar la radiografía de los derechos humanos de los nicaragüenses”, señaló Leiva.

Entre los 448 muertos hay 383 civiles, cuya mayoría participaba en protestas contra el gobierno de Daniel Ortega; 40 parapolicías y simpatizantes del Gobierno; 24 policías y un militar.

El informe detalla que 356 personas murieron por impactos de armas de fuego; 20 por heridas de arma blanca; dos por granadas de mano; dos por armas artesanales y 68 casos están bajo investigación.

“Nos sigue preocupando el uso desmedido de armas de fuego en manos de grupos parapoliciales y sobre todo por parte de fuerzas policiales que no justifican ni su utilización, ni su portación. No estamos en una situación de guerra que justifique la portación de fusiles de amplio poder de fuego”, dijo Leiva.

Además se contabilizan 2,720 personas heridas, “en una gran mayoría sin acceso a recibir atención médica oportuna como un derecho humano del sistema de salud público”.

Desaparecidos

La ANPDH reporta la desaparición de al menos 718 personas en todo el país.

“Estos son secuestros ejecutados por grupos armados no autorizados conocidos como parapolicías”, revela el informe.

“En estos secuestros se han dado familias enteras de mayor incidencia en el barrio de Monimbó, Masaya. Tenemos información de que 123 personas han aparecido por gestiones de la Iglesia y organismos de derechos humanos, pero hay 595 ciudadanos que habiendo pasado más de 48 horas todavía algunos se encuentra detenidos ilegalmente o desaparecidos”, especifica el informe.