•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Debido a la crisis sociopolítica que experimenta el país desde abril pasado, la regulación tanto del transporte intermunicipal y selectivo en la capital opera de manera irregular.

La ausencia de supervisores del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (Irtramma) es la más notoria, esto ha generado desorden en terminales y paradas de buses.

 ANPDH: 97 muertos en 15 días

Uno de esos puntos críticos es la parada de buses de transporte colectivo ubicada en las cercanías de la Universidad Centroamericana (UCA). En esos lugares, los conductores de taxis se estacionan a la espera de pasajeros en las bahías que corresponden a los buses de transporte urbano colectivo, generando inseguridad para los usuarios, ya que estos se ven obligados subir y bajar en el carril de tránsito.

“No es correcto que estén ellos aquí porque interrumpen el recorrido de las rutas y se quedan afuera en la calle, interrumpen también el tránsito de los vehículos, considero que no debería ocurrir eso”, manifestó Zolieth Campos, usuaria de transporte público. En esta parada de buses, circulan unidades pertenecientes a las rutas urbanas 105, 110, 120, 114, 103, 117, 102, 111, 168 y 210, esta última conecta con el municipio de Ciudad Sandino.

En esta parada de buses, ayer estaban estacionadas, al menos, 12 unidades de taxis —7 en la bahía este, y otros 5 en la que está ubicada en el lado oeste, que permanecieron en el lugar por unos 20 minutos. Ninguno brindó declaraciones al ser preguntado sobre el uso del área para transporte urbano.

Desde abril pasado, Irtramma le orientó a las cooperativas de taxis de Managua suspender el funcionamiento de los turnos establecidos, por lo que los más de 12,000 taxis que operan en la capital funcionan a lo largo del día, generando una fuerte lucha por los pocos pasajeros. 

Anarquía en terminales  

Por otro lado, la ausencia de supervisores del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) ha permitido que unidades de transporte intermunicipal bajen pasajeros en la bahía de buses urbanos de la UCA, generando por algunos momentos caos vial en la zona.

“Antes los microbuses de León y Carazo no venían a esta parada de buses sino que daban la vuelta por el nuevo estadio de beisbol y bajaban ahí los pasajeros, pero eso ya no se está cumpliendo, ahora todos bajan aquí”, señaló Loyda Sánchez, viajera de León.

 Plantón artístico tras 100 días de protestas

En la única terminal de transporte intermunicipal en la que ayer había presencia de supervisores del MTI, era el mercado Mayoreo.

Juan Antonio Rodríguez, supervisor del MTI, explicó que aunque la demanda de pasajeros en las distintas terminales ha bajado, los mecanismos de trabajo de las distintas cooperativas comienzan a funcionar casi con normalidad.

“La mayor demanda de viajeros ocurre en la mañana, en la tarde la cantidad disminuye”, afirmó Rodríguez.

 EE. UU. respalda labor de Iglesia Católica

El funcionario señaló que aunque la presencia de supervisores del MTI en las diversas terminales irá aumentando de manera paulatina, en estos primeros días los usuarios les han denunciado el incremento del precio de pasaje en diversos corredores que viajan hacia el norte del país, reveló.

“Jinotega, Matagalpa, Somoto son algunos que nos han dicho que se incremento el precio, ese aumento no ha sido autorizado por el ministerio, nosotros estamos reportando estas quejas a la central y ellos evaluarán las sanciones a aplicar”, mencionó Rodríguez.