•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Zoológico Nacional aún no recupera la cantidad de visitantes que tenía antes del estallido de la crisis sociopolítica en abril pasado.

Marina Argüello, directora del Zoológico Nacional, aseguró que en los dos meses que permanecieron cerrados dejaron de percibir al menos 200,000 córdobas.

“Un gran golpe cuando tenés un presupuesto corto. Tuvimos que quitar personal y los que quedaron están haciendo doble trabajo”, dijo.

Agregó que son pocas las familias que los visitan, lo que está afectando significativamente sus ingresos. El cierre se efectuó a finales de abril y volvió a abrir a finales de junio.

“Un día domingo recibíamos hasta 1,000 personas. Pero el primer día que volvimos a abrir recibimos cinco o siete personas”, detalló.

El flujo de visitantes ha empezado a aumentar, pero aún permanece muy por debajo de buenos promedios. “El domingo pasado a penas llegamos a 300 personas”, aseguró.

Dijo que durante los meses que cerraron pudieron sobrellevar la crisis con el apoyo de la población. “Las personas cruzaban los tranques y traían alimentos en carretillas, camionetas o carretones. Pero nunca fallo la fruta o el concentrado para los animales”.

También contaron el apoyo de Shorty Rossi, protagonista de un programa en el canal Animal Planet, quien les ayudó a conseguir recursos.

“El zoológico siempre está con déficit económico porque nunca nos han dado el presupuesto que corresponde. Necesitamos 12 millones y medio de córdobas, pero nos dan 4 millones anuales”, dijo. La justificación que le dan en la Asamblea Nacional es que no hay suficiente dinero.

Zoológico habilitado para visitas

A pesar que tuvieron grandes pérdidas durante los meses en que se cerraron, las instalaciones están en buenas condiciones para recibir a los visitantes. El costo de las entradas se mantiene al mismo precio, 30 córdobas por persona.

Los animales se encuentran en buen estado y a simple vista bien alimentados. Sus jaulas están limpias, al igual que todas las instalaciones.

El zoológico mide 1.7 manzanas de extensión y es el hogar de 1,100 animales de unas 80 especies, de las cuales aproximadamente 12 están en peligro de extinción, entre las que destacan, grandes felinos. Argüello aseguró que el Centro de Rescate de Fauna Silvestre continua recibiendo animales para ser rehabilitados.

“Esto es un lugar científico, educativo, donde hace practica los estudiantes de medicina veterinaria y de biología”, dijo.

En riesgo está su programa social que consiste en darle entrada libre a la niñez que trabaja o deambula en las calles.