•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante la “inédita” escalada de violencia que sufre Nicaragua, el Gobierno alemán instó este jueves a retomar el diálogo y ofreció mantener su apoyo para este proceso.

Alemania también continuará respaldando a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “en su labor de esclarecer las injusticias cometidas” en el contexto de la crisis sociopolítica, aseguró el viceministro Federal de Asuntos Exteriores, Niels Annen, en una entrevista con el semanario Die Zeit.

 Plantón artístico tras 100 días de protestas

El diplomático alemán aseguró que “por el bien de la población nicaragüense, es importante que ahora todos los implicados prosigan el diálogo nacional con determinación”, e instó a todas las partes a “mostrarse abiertas a participar en conversaciones constructivas”.

Annen destacó que lo han conmocionado los ataques a miembros de la Iglesia Católica: “el Gobierno tiene que velar por la protección de la población y no debe menoscabar la función mediadora de la Iglesia”.

Consultado sobre el papel que puede desempeñar el Gobierno alemán en la solución del conflicto nicaragüense, Annen apuntó que Alemania continuará apoyando el proceso de diálogo, en estrecha coordinación con la Unión Europea y otros socios.

“Es importante poder mostrar dentro del país (Nicaragua) que aquellos que se impliquen en una solución pacífica se verán envueltos en una impresionante ola de solidaridad; también de la sociedad civil alemana”, destacó el diplomático.

Violencia, preocupante

Annen advirtió que el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania ve “con gran preocupación” la situación del país, en donde la represión a manifestaciones en tres meses ha cobrado la vida de más de 300 personas, según organismos de derechos humanos.

“En estas últimas semanas nos llegan noticias a diario sobre una violencia y una represión sin precedentes desde los decenios de la dictadura (somocista)”, aseguró.

 EE. UU. respalda labor de Iglesia Católica

Además, relató a la periodista Laura Cwiertnia que sus vínculos personales con Nicaragua son “especiales”.

“En mi juventud, yo era uno de los que relacionaban Nicaragua con la esperanza de un modelo social más justo. Desde aquellos tiempos, mi ciudad natal, Hamburgo, está unida a la segunda ciudad más grande de Nicaragua, León, por un estrecho y activo hermanamiento. Conozco personalmente a una parte de los actores y por eso la situación me afecta especialmente”, det