•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Movimiento Estudiantil 19 de Abril de León llamó a los estudiantes de la Universidad Autónoma de Nicaragua UNAN-León a no regresar a clases el próximo 30 de julio, tal como lo tienen previsto las autoridades de esa casa de estudios.

“Seguimos en resistencia y desobediencia estudiantil”, sostuvieron los miembros del movimiento estudiantil en un pronunciamiento leído ayer en Managua en el que advierten que el reinicio del curso académico podría ser “una trampa” para tomar represalias contra aquellos estudiantes que se han manifestado contra el Gobierno.

Las autoridades de la UNAN-León tienen “el ánimo de aparentar normalidad en el país y hoy se lavan las manos después de haber violentado la autonomía universitaria, violando los estatutos de la universidad. Hemos dicho al estudiantado que regresar a clases es una locura, en medio de tanta sangre y violencia, en medio de persecuciones y detenciones,  es ilógico”, destacó Byron Corea, dirigente estudiantil.

Crean dudosa comisión

El movimiento universitario señaló que las autoridades de la UNAN-León anunciaron  “como medida de protección” la creación de una comisión de seguridad, que los universitarios temen sea un aparato represivo.

“Una irregularidad es que habrá  una comisión de seguridad dentro de la universidad, habrá una instancia encargada de la seguridad de la institución y no sabemos si esa comisión estará conformada por policías o paramilitares, no sabemos quién estará a cargo de eso y es importante que los padres de familia conozcan esto”, cuestionó Corea.

Por orden de las autoridades, a partir del 30 de julio los universitarios no podrán permanecer en el recinto a partir de las 4:00 p.m.

En la UNAN-León, las clases permanecen suspendidas desde el pasado 20 abril, dos días después de iniciadas las protestas antigubernamentales. A lo largo de la jornada de protestas los universitarios han liderado marchas y respaldado cierres de vías y levantamiento de barricadas, mismas que fueron removidas por agentes de la Policía y grupos de choque armados.  

De acuerdo con el Movimiento 19 de Abril de León, aproximadamente el 90% de los 25,000 estudiantes de la UNAN-León, se han declarado en rebeldía.