•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Nicaragüenses que residen en España marcharon hoy en una de las principales calles de Madrid para exigir libertad y justicia para las personas arrestadas durante y después de las protestas, y para demandar cambios que garanticen la democracia.

Los autoconvocados se reunieron en la popular Plaza de Cibeles, en Madrid, y realizaron una caminata por la Calle de Alcalá, una de las más históricas y transitadas en la ciudad.

 Lea: Multitud apoya a obispos

La manifestación terminó en la Puerta del Sol, una plaza considerada emblemática para los madrileños, pues en su planta semicircular confluyen varias de las calles históricas en Madrid y concentra varios de los elementos más representativos de esa urbe.

La marcha duró aproximadamente una hora y concentró a más de 150 nicaragüenses, quienes vestidos de azul y blanco portaban pancartas pidiendo “Libertad para los presos políticos”, “Justicia por los asesinados”, “No más represión” y otras en apoyo a los sacerdotes de Nicaragua.

 De interés: Protestantes de Masaya, acusados de terrorismo

Durante el trayecto de la marcha, se corearon consignas en contra del gobierno del presidente Daniel Ortega, demandando también un adelanto de elecciones y democracia.

Nicaragüenses marchan en una de las principales calles de Madrid. Foto: Cortesía/END

Además de la marcha realizada en Madrid, los nicaragüenses autoconvocados celebraron manifestaciones simultáneas en otras ciudades de España, entre ellas San Sebastián, Bilbao, Murcia, Barcelona y Cádiz.

 Además: Estadounidenses apoyan lucha cívica de nicas

Desde el inicio de la crisis en Nicaragua, se han realizado aproximadamente 30 marchas en España, todas en protestas contra el gobierno de Ortega y exigiendo el respeto a los Derechos Humanos para todas las personas en este país centroamericano.

La crisis en Nicaragua comenzó el pasado 18 de abril y según organismos defensores de derechos humanos, la cifras de muertos oscilan entre 300 y 450, además de miles de personas heridas y cientos de desaparecidos.