•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes afirmó este domingo que los obispos nicaragüenses están dispuestos a seguir mediando en el diálogo nacional, porque “si no tenemos esa cultura de diálogo todo se vuelve más difícil”, pero “se debe bajar el tono en la mesa” para que no se vuelva a estancar.

“Con palabras fuertes el diálogo se estanca. Tenemos que bajar los tonos de voz porque cuando alguien grita, el otro le contesta, se generan tensiones entras la partes y la violencia genera más violencia”, declaró el arzobispo Brenes al finalizar la misa dominical en la Catedral de Managua.

 Empresarios llaman a retornar al diálogo en Nicaragua, con obispos como mediadores

Brenes aclaró que como obispos no han enviado una carta al presidente Daniel Ortega para que este conteste por escrito si los quiere mantener como mediadores y testigos del diálogo nacional, pero están dispuestos a seguir en el proceso.

Leopoldo Brenes. Oscar Sánchez\END

“Hay muchas personas que nos dicen que no nos retiremos, hay un apoyo a nivel internacional de las conferencias episcopales, líderes políticos e incluso de izquierda. Queremos mantener viva esa llama; si no tenemos esa cultura de diálogo todo se vuelve más difícil”, agregó el líder religioso.

El obispo auxiliar de la Aquidiócesis, monseñor Silvio José Báez, agradeció las muestras de respaldo a los obispos durante la marcha realizada el sábado en Managua.

“No hemos hecho otra cosa que lo que teníamos que hacer, estar al lado del que sufre, de quienes lloran”, declaró el prelado.

Sobre la ausencia de los obispos en la marcha del sábado, Báez explicó que “el cardenal y yo pensamos que era mejor permanecer retirados de la manifestación, para que no se pensara que nosotros estábamos detrás o promoviendo movimientos a favor nuestro, para que quedara claro que era totalmente espontaneo lo que sucedió”.

El Gobierno

En una entrevista con el canal Telesur, el presidente Daniel Ortega declaró en la última semana que “el diálogo, el entendimiento y el consenso" son algunos de sus principios y dijo estar abierto a conversar con los empresarios y la Conferencia Episcopal.

"Estamos nosotros dispuestos a conversar no solamente con ellos, sino con todos. ¿Están dadas las condiciones? Yo diría que hay que crearlas, hay que crearlas porque todavía en este momento los mensajes que han salido no ayudan a crear esas condiciones, sino que más bien tienden a alejar esas condiciones", dijo el presidente.

  Episcopado de Nicaragua desea mantener vivo el diálogo para superar crisis

El cardenal Leopoldo Brenes celebró la apertura del Gobierno de mantener el diálogo. “Me alegra que ya se estén dando estas declaraciones porque en el algún momento daba la impresión de que estaban cerrados. Eso ya es una esperanza que debemos aprovechar”, comentó.

Sobre las intenciones del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de quererse incorporar al diálogo, Brenes dijo que estos deben conversar con los representantes de la Alianza Cívica o con el Gobierno y no con los obispos.

“Tienen que buscar a la alianza, nosotros somos mediadores y no disponemos quién puede participar y quién no. Que ellos vean en qué lado se meten, si lo hacen con el Gobierno o con la alianza. Eso ya les tocará a ellos, no a nosotros”, explicó Brenes.

Sector privado: crisis obliga a retomar diálogo

El sector privado nicaragüense manifestó este domingo, a través de un comunicado, que la magnitud de la crisis sociopolítica de Nicaragua, que ha dejado entre 295 y 448 muertos, según organismos de derechos humanos, “nos obliga a retornar al diálogo nacional”.

“La magnitud de la crisis nos obliga a un solo camino: retornar al diálogo nacional que es demandado por diferentes sectores de la sociedad y la comunidad internacional. Y siempre con la mediación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN)”, expresa el comunicado.

El documento es firmado por la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (AmCham), el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic) y la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Señalan que, al cumplirse 100 días de protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega, ya hay cientos de presos políticos, muchos de ellos torturados, más de mil desaparecidos, incursiones ilegales a hogares, persecución política injustificada, acusaciones arbitrarias, intimidación, huida de miles de nicaragüenses, tomas ilegales de tierra “y una profunda crisis económica que lleva más de 250,000 empleos perdidos”.

“El ataque a medios de comunicación, la criminalización y la judicialización de la protesta y la diferencia en opinión se han sumado a las herramientas de represión”, advierte el empresariado.

“Hace 100 días el modelo de diálogo y consenso entre la empresa privada y el Gobierno se rompió para siempre con la primera víctima mortal, con el primer golpe a los manifestantes, con la primera bala lanzada, con el primer estudiante desaparecido, con el primer preso y perseguido político”, argumentan.

Mantienes agenda

El sector privado, que cuenta con cinco representantes en la mesa del diálogo nacional, manifestó que mantiene su agenda “con el objetivo de recuperar la gobernabilidad, la paz y la convivencia pacífica entre los nicaragüenses”.

En justicia, proponen el cumplimiento de las 15 recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) —a la fecha se han cumplido tres—; y en democratización, el adelanto de elecciones, un Consejo Supremo Electoral (CSE) renovado, elecciones con libre participación de partidos políticos y otras fuerzas vivas y con acompañamiento y observación internacional.

  Llamado internacional a dialogar en Nicaragua

A corto plazo, agrega el comunicado, las recomendaciones exigen el cese a la represión y criminalización de la protesta, el respeto al derecho de los manifestantes, la desmilitarización de fuerzas parapoliciales, la libertad de los presos políticos y la investigación de asesinatos.

Garantes internacionales

El diálogo nacional y la mediación de la Conferencia Episcopal, según el empresariado, “sigue siendo más importante que nunca”.

“Tenemos la convicción que el diálogo efectivo y confiable es la mejor salida a la situación actual para asegurar un país justo y democrático. Creemos pertinente, incluir actores internacionales en su rol de garantes, como la Unión Europea, el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), el Vaticano, Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA)”, concluye el comunicado del sector privado nicaragüense.

SICA contribuirá

El secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo, dijo este domingo en su cuenta de Twitter: “Los presidentes del SICA me dieron un mandato para contribuir a solucionar la crisis en Nicaragua. Creo que la salida es interna, por ello he hablado con muchos de los actores involucrados desde el principio, en torno a las posibilidades de la reinstalación del diálogo”.