•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El abogado Manuel Urbina Lara denunció que continúa siendo asediado y perseguido por parte de autoridades policiales y fuerzas de choque, quienes también le han amenazado con imputarle cargos falsos por haber apoyado las recientes protestas realizadas en el contexto de la crisis en el país. 

Urbina Lara señaló directamente a autoridades de la Policía Nacional de realizar llamadas para amenazar con matarlo, quitarle su arma personal o con incriminarlo por delitos que no ha cometido. El abogado también consideró que estas represalias están relacionadas a su postura opositora y crítica ante el actuar de dicha institución en varios casos judiciales “complejos”. 

 “Estoy dejando un testimonio ante la CPDH y solicitando que interponga su oficio para que solicite medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, denunció el abogado ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), el pasado 16 de julio.  

Este es uno de los casos recientes que ha reportado en la CPDH de amenazas contra una persona que ha participado en las manifestaciones de manera directa o indirecta. 

Hasta mediados de este mes, el organismo no tenía un registro exacto de la cantidad de denuncias recibidas, el 80% eran de personas que estaban siendo perseguidas por su participación en las protestas, que se han desarrollado desde abril pasado, señaló en esa ocasión Pablo Cuevas, funcionario de la CPDH. 

Saquean negocio personal

A inicios de este mes, el negocio de Katherine Urbina, hija del abogado, fue robado y saqueado por un grupo de encapuchados armados que dejaron mensajes dentro del establecimiento con mensajes como: “El pueblo ya los conoce, el pueblo de pobres los sigue de cerca, el que ustedes quieren sacar del poder popular”. 

Según el abogado, estas acciones también forman parte de las represalias que las autoridades policiales están tomando en su contra y de su familia.