•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los estudiantes se ausentaron este lunes de los recintos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en León (Unan León), como forma de protesta en contra de las autoridades, que habían llamado a volver a las aulas.

Los universitarios más bien recorrieron las principales calles de la ciudad de León.

Al pasar por las instalaciones del recinto central de la universidad y por el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Arguello (Heodra), donde la semana pasada se despidió a 40 empleados, los universitarios expresaron sus demandas a las autoridades como condición para retornar a las aulas y se solidarizaron con los médicos que perdieron sus puestos de trabajo.

La marcha autodenominada “Sin autonomía, calles llenas, aulas vacías”, salió de la intersección del antiguo hospital San Vicente y culminó después de la 2:00 p.m., en la plaza San Sebastián.

Los universitarios al pasar por el hospital de León. José Luis González/ENDJuan Carlos Ruiz, uno de los estudiantes de medicina y dirigente del Movimiento Universitario 19 de Abril, confirmó que las aulas de clases permanecieron vacías tanto el sábado, con la apertura de la modalidad por encuentros, y este lunes, con la modalidad regular.

Ruiz expresó que de los 1,100 estudiantes de la carrera de medina en la Facultad de Ciencias Medica, únicamente asistieron alrededor de 30 universitarios, pero la situación era similar en las demás carreras y facultades.

Al culminar la marcha, Amaya Coppers, otra dirigente del Movimiento Estudiantil, expresó que son más de 25 mil estudiantes los que se han declarado en rebeldía estudiantil en la UNAN-León.

“No podemos regresar a las aulas de clases porque no hay seguridad, estamos en contra del atropello a nuestros docentes y médicos, asi como en contra de la represión y persecución de los universitarios”, expresó Coppers.

En tanto, Francisco Martínez, estudiante de medicina y miembro del Movimiento Estudiantil en León, expresó que sin estudiantes no hay clases y que están en rebeldía académica hasta que haya condiciones para retornar a las aulas.

Los universitarios mantienen que las cosas no son normales en Nicaragua y que no hay seguridad para volver a las aulas. José Luis González/END

“Es la segunda ocasión que la UNAN pretende reanudar las clases y hacer creer que existe una  supuesta normalidad en el país, pero los estudiante autoconvocados, por segunda ocasión, montamos una marcha en señal de protesta y repudio a las autoridades”, resaltó Martínez, quien agregó que no pueden estudiar sobre la sangre de hermanos asesinados a partir del 19 de abril, cuando comenzaron las protestas.

Martínez, quien además es miembro de la Coalición Universitaria Nacional, aseguró que los universitarios van a continuar con desobediencia académica demostrando su repudio a las autoridades universitarias y al gobierno de Daniel Ortega.