•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El estatal Instituto Nacional de las Mujeres de Costa Rica (Inamu) informó hoy que en lo que va de 2018 las autoridades han rescatado a 10 mujeres víctimas de trata, entre ellas nicaragüenses, a quienes les brindan asistencia social.

"Es doloroso saber que existen personas sin escrúpulos que se aprovechan de las condiciones de vulnerabilidad de muchas mujeres y las engañan, les ofrecen supuestos trabajos muy bien pagados y finalmente las convierten en esclavas sexuales", dijo en un comunicado la ministra de la Condición de la Mujer y presidenta del Inamu, Patricia Mora, en el día Mundial contra la Trata de Personas.

Lea: Trata de personas comienza a preocupar en Nicaragua

En Costa Rica, han sido rescatadas víctimas peruanas, salvadoreñas, ecuatorianas, nicaragüenses, dominicanas, rusas, chinas, hondureñas, mexicanas, guatemaltecas, cubanas, haitianas, sudafricanas, filipinas, colombianas y venezolanas, entre otras nacionalidades.

Las zonas costeras, las fronterizas, las salas de masajes, fincas agrícolas y centros turísticos son los lugares vulnerables a la trata de personas, indicó la institución.

Más: Capacitan a niños para prevenir trata de personas en Nicaragua y El Salvador

Los datos oficiales indican que el año pasado el Inamu brindó atención a un total de 11 mujeres víctimas de trata.

La institución aseguró que Costa Rica es un país tanto de origen como de tránsito de víctimas de este flagelo.

En los últimos años mujeres costarricenses han sido localizadas en países como Estados Unidos, México, Guatemala, Canadá, España y Bahamas.

En el 2012, el Congreso de Costa Rica aprobó la Ley Contra la Trata de Personas y Creación de la Coalición Nacional Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas.

También: Nicaragua sigue en el mapa de trata de personas

La Coalición, de la que forma parte el Inamu, está conformada por diversas instituciones que dan acompañamiento a las víctimas.

En Costa Rica la trata de personas establece penas de prisión de hasta 16 años para las otras modalidades del delito como la explotación sexual, esclavitud y trabajos forzosos, entre otras.