• |
  • |
  • END

En relación con publicación en EL NUEVO DIARIO del 6 de los corrientes, bajo el titular “Neoconfiscación”, redactado por la señorita Tania Sirias, la apreciable Dra. Vilma Núñez de Escorcia, Directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), al referirse a denuncia de la Sra. Martha Cranshaw de despojo de su casa y muebles en la ciudad de León, dice textualmente lo siguiente: “Definitivamente al primero que se la deberían de quitar es a Daniel Ortega, pues tiene años de vivir en la casa de Jaime Morales Carazo, y la adquirió con la misma Ley 85, pasando sobre los límites de tierra y área construida que esa Ley establecía. Debemos preguntarnos si la compró en su precio después, de dónde obtuvo el dinero, o si la casa le costó la Vicepresidencia”.

Deseamos aclararle a doña Vilma que con relación a la casa a que hace referencia, propiedad de mi familia, ésta varios años antes de que fuese invitado a acompañar en la fórmula presidencial al Cdte. Daniel Ortega, se había solucionado en un plan caballeroso y satisfactorio a ambas partes sin recibir Bonos de Pago por Indemnización (BPI) ni ningún otro recurso proveniente del Estado ni mucho menos a cambio de una Vicepresidencia. Lamento que tales gratuitas suposiciones sean emitidas por una persona a la que le guardo aprecio y respeto. Finalmente, en confianza le digo a doña Vilma que esta posición ni deseada ni buscada no constituye ganga alguna, pues según tengo entendido, uno de los 20 concejales del Municipio de Managua tiene igual o mayor sueldo que el Vicepresidente de la República, no digamos de otros cargos en otros poderes del Estado.