Tania Sirias
  • |
  • |
  • END

El decreto ministerial que prohíbe los castigos físicos y humillantes en las escuelas, se basó en una investigación realizada por la Procuraduría de la Niñez, dijo la titular de ésta, Norma Moreno. Esta fiscalización demostró que los gritos, jalones de orejas, e incluso tirar el borrador a los alumnos, eran métodos utilizados por los docentes para corregir al estudiante.

Moreno explicó que en 2007 se investigó a 69 escuelas del país, y se comprobó que en el ciento por ciento de éstas, aplicaban castigos físicos a sus estudiantes. En 2008, sólo el 85 por ciento continuaba utilizando esos métodos “disciplinarios”, dijo la funcionaria.

Aunque parezca paradójico, dijo la Procuradora, los castigos eran aplicados en las escuelas del área urbana, y con menor incidencia en las rurales, pese a que las segundas reciben poca capacitación de parte del Ministerio de Educación.

Además, señaló que del total de supervisiones que realiza el Mined, “sólo el 22 por ciento está orientado a investigar posibles violaciones a los derechos humanos de los niños y de los adolescentes, entre ellas, la utilización de castigos físicos y humillantes”.

Piden sanciones

Moreno también solicitó al Mined que se unifique un procedimiento a seguir cuando se investigue la denuncia hecha por un estudiante, ya sea con un llamado con atención verbal o escrito para el maestro, la suspensión temporal o definitiva del cargo, y cuando sea por el delito de lesiones, el caso sea remitido al Ministerio Público.

Afirmó que los maestros deben tomar en cuenta el derecho humano de los estudiantes a la hora de aplicar una sanción. Además, pidió que el Decreto 134-2009 sea publicado en todas las escuelas del país, donde se prohíbe de forma explicita los castigos físicos y humillantes en las escuelas públicas, subvencionadas y privadas del país.

Reforzar consejerías escolares

La Procuradora de la Niñez instó al titular de Educación, Miguel De Castilla, a reforzar las consejerías escolares, sobre todo en temas de derecho humano. También permitir la participación directa de los estudiantes en la investigación de los casos.

El investigador de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Armando Aragón, declaró que el 49 por ciento de los estudiantes ha sido testigos o víctimas de castigo corporal.

Agregó que algunos maestros se resisten a dejar esos métodos disciplinarios, a pesar de que el 66 por ciento del personal de dirección, ha recibido capacitación sobre derechos humanos por parte de Organismos No Gubernamentales, y en menor proporción por el Ministerio de Educación.

Aragón señaló que los estudiantes de primero a cuarto grado tienen poca o casi nada de información sobre sus derechos, y por eso piden al Mined que dote de material didáctico a fin de que los escolares conozcan sobre sus derechos humanos.

La investigación a los 69 centros se hizo en Managua, Rivas, Estelí, Boaco, Chinandega, Jinotega, Puerto Cabezas y Bluefields.