• |
  • |
  • END

El sindicato de trabajadores del Poder Judicial, “Justo Rufino Garay”, recurrirá hoy de amparo por la resolución de la Inspectoría General del Trabajo, notificada este lunes pasado, donde declara ilegal la huelga iniciada por trabajadores de este sindicato el mes pasado.

Según el sindicalista Enrique Gutiérrez, esa resolución está fuera de lugar porque en ningún momento ellos han realizado huelga, como lo afirma la resolución. Además, ellos tienen un pliego petitorio en la Sala 29 del Ministerio del Trabajo, y no se han pronunciado al respecto.

“No pueden probar que hicimos trámite de huelga o paro de labores, porque lo nuestro fue una protesta para reclamar el cumplimiento del convenio colectivo que el Consejo de Administración de Carrera Judicial ha venido violando como el almuerzo y nivelación salarial, entre otros acuerdos”, declaró Gutiérrez.

Empleo en peligro

El líder sindical también recordó que el magistrado Manuel Martínez se reunió con ellos y acordaron sentarse a dialogar, y pagar almuerzo al personal que se queda laborando hasta tarde, y a cambio ellos dejaron la protesta que consistía en cerrar por una hora los portones de acceso al público.

“Ya ves, nosotros cumplimos nuestra parte, pero el magistrado Martínez no, porque la mesa de negociación no se ha reunido nuevamente”, recalcó el trabajador.

A los trabajadores les preocupa la segunda parte de la resolución, que manda al empleador a dar por terminados los contratos de trabajo de quienes continúen en el acto ilegal.

“La resolución está fechada 4 de mayo, eso quiere decir que si en algún momento nosotros nos quejamos por algún incumplimiento al convenio colectivo, nos pueden correr. Esa es una amenaza por parte de la directora de Recursos Humanos de la CSJ, Eugenia Estrada Alejo, y de la Inspectora del Trabajo”, dijo Gutiérrez.