•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, rechazó hoy que la creación de una comisión especial para analizar la crisis de Nicaragua represente un acto de injerencismo y mantuvo que la salida a los problemas de este país centroamericano pasa por el adelanto de las elecciones.

"Esa comisión especial no constituye injerencia, si hay otra gente que tiene otra opinión, tendrá que fundamentrarla en la reunión del jueves en el consejo permanente", declaró hoy Almagro en una entrevista con CNN.

La OEA convocó a su consejo permanente a una reunión este jueves para analizar la crisis en Nicaragua y su agenda incluye la creación de una comisión especial.

Almagro explicó a CNN que la crisis en Nicaragua ha generado "preocupación" en varios de los países miembros de la OEA y mantuvo que "velar por la democracia no es injerencia".

Luis Almagro junto a Daniel Ortega, durante una reunión en Managua. Archivo/END

"Esa acción (crear una comisión especial) no constituye injerencia", reiteró el secretario general de la OEA.

Ayer el gobierno de Nicaragua rechazó la propuesta de crear una comisión especial, bajo el argumento de que significa un acto de injerencia en asuntos internos de un Estado.

"El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua eleva su más enérgica protesta por el proyecto de declaración del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, presentado hoy, patrocinado por los representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, México y Perú", señaló el Ejecutivo nicaragüense en un comunicado emitido el lunes.

Para Almagro, una crisis que deja entre 200 y 400 muertos, así como el desplazamiento de miles de personas a otros países, despierta preocupación.

Agregó que si un Estado se opone a la creación de una comisión especial, deberá plantearlo en la sesión del consejo permanente de este jueves.

"La aceptación o no aceptación de parte de Nicaragua a una comision especial tiene sus consecuencias", explicó Almagro.

"La comisión especial es un instrumento" que tiene el objetivo de fortalecer la democracia y seguir los avances con la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), "estos son procesos en los cuales la OEA va tomando decisiones, va tomando resoluciones", expresó Almagro.

Sobre el diálogo nacional en Nicaragua, Almagro dijo que respaldan un esquema que incluye al gobierno y a la Alianza Cívica, con la mediación de la Conferencia Episcopal.

"Nicaragua está en una disyuntiva y es que puede ir por el camino de Venezuela, y yo no se lo aconsejaría al presidente Ortega", afirmó Almagro, quien pidió al mandatario nicaragüense no seguir el camino de la represión.

"El esquema represivo genera condiciones que llevan al país a una caída libre, como es el caso de Venezuela", advirtió Almagro.

Elecciones adelantadas

Para el secretario general de la OEA, la solución a la crisis de Nicaragua pasa por una "reinstitucionalización" y "elecciones anticipadas".

"Es importante que el presidente Ortega vuelva a retomar esa posibilidad" de adelantar elecciones, propuso Alamagro, para quien "imponerse por la fuerza" generará un vacío legal y económico.

"El presidente Ortega tiene esta disyuntiva por delante", afirmó Almagro.

De interés

También mantuvo que en el tema de la violación a los derechos humanos, la OEA busca constatar lo ocurrido y no existe ninguna posibilidad de negociar sobre el asunto.

Por su parte, Ortega ha dicho que la crisis en Nicaragua forma parte de un plan de golpe de Estado en contra de su gobierno, por lo que rechaza adelantar las elecciones.