•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Movimiento Universitario 19 de Abril, nacido en el contexto de las protestas antigubernamentales, mantiene lo emplazado a no atender el llamado a retomar las clases en las universidades públicas.

“Reanudar las clases es un peligro en este momento, porque las vidas de los estudiantes más que nunca corren riesgo”, aseguró  Víctor Cuadras, líder estudiantil quien, además, es parte de la mesa de diálogo nacional.

Cuadras advirtió a los universitarios que “al creer ilusoriamente que las clases van a ser reanudadas, caerían en  una cacería del Gobierno por las represalias que aplica a los estudiantes que respaldan las protestas contra (Daniel) Ortega”.

La Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) convocó a  reanudar las clases el pasado lunes, pero el Movimiento 19 de Abril de esa ciudad instó al estudiantado a no acatar el llamado. La mayoría de los estudiantes optó por marchar en las calles con el lema “Sin autonomía, calles llenas, aulas vacías”.  

“Los chavalos de León han sido guerreros, siempre valientes y  no han claudicado y están dando el ejemplo, ellos están firmes”, expresó Cuadras.

“Esperamos que los estudiantes de las demás universidades vean ese ejemplo y no se acerquen a reanudar clases en los recintos”, recalcó.

Rivas aún no convoca

En la ciudad de Rivas, las dos universidades adscritas al  Concejo  Nacional de Universidades  (CNU), permanecen cerradas y se desconoce si reiniciarán el año lectivo 2018.

En el caso de la Universidad Internacional Antonio de Valdivieso (Uniav),  en donde las clases permanecen suspendidas desde el pasado  18 de abril, las autoridades todavía no convocan a los estudiantes, confirmó Denis Suárez,  vocero de esta casa de estudios.

La situación se repite en el recinto universitario en  Rivas de  la  Universidad Politécnica  de Nicaragua (Upoli).    

Entre ambas universidades atienden a unos 2,300 jóvenes,  muchos de los cuales han participado en las jornadas de protestas que se realizan en Rivas.

“Se nos han dicho que pronto regresamos a clase y se habla que a finales de agosto o inicios de septiembre, pero no hay una fecha exacta”, dijo Marcos Flores, un estudiante de la Upoli en Rivas.

Gestionan respaldo 

Por su parte, Víctor Cuadras aseguró que los miembros del Movimiento Universitario 19 de Abril no se han “quedado encerrados en Nicaragua, hemos salido a denunciar los atropellos y canalizado ayuda para los nicaragüenses, dentro y fuera del país”.

“Ahorita trabajamos en un plan de apoyo para los nicas refugiados en Costa Rica. Calculamos a más de 6,000 personas en situación de riegos que necesitan respaldo, como atención médica, comida o avituallamiento en Costa Rica, tenemos el programa SOS Nicaragua, que busca recoger fondos destinados a ayudar”, añadió Cuadras.  

“También está la campaña un dólar por Nicaragua, que no ha tenido el impacto que hubiésemos deseado, pero con los pocos recursos conseguido se ha ayudado a mucha gente”, recalcó.  

Sobre las posibles acusaciones por terrorismo que podrían pesar sobre los líderes estudiantiles, Cuadras dijo que  “para nada nos amedrantan. No vamos a sentir miedo por eso y no nos vamos a detener, los estudiantes no deben reanudar las clases porque sus vidas corren riesgo”.

“Si salvarle la vida a alguien, si darle de comer a alguien, es considerado terrorismo, pues soy terrorista, somos terroristas. No hemos matado a nadie, no hemos secuestrado a nadie”, añadió Cuadras.