•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Debido a la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua, la imagen de Santo Domingo de Guzmán llegará este 1 de agosto a Managua en un ambiente menos festivo que lo acostumbrado, con más oración que en años anteriores.

La Iglesia tiene planes de acelerar la procesión con menos música, bailes y pólvora.

El cambio de ambiente se percibió desde este martes durante la misa de la tradicional “bajada” de la imagen en la parroquia Santo Domingo de Guzmán, en Las Sierritas de Managua.

La bajada del nicho al altar se realizó en medio de oración y silencio, debido a la situación del país y por respeto a las familias que guardan luto por los muertos.

El paso del santo del altar a la peaña provocó la algarabía típica de las fiestas para mantener la tradición.

"Iniciamos estas fiestas en un ambiente de espiritualidad, austeridad y oración. Todos somos conscientes de la realidad que vive nuestro país, imploremos por nuestra patria", dijo el cardenal Leopoldo Brenes al iniciar la celebración.

La esperanza

Familias enteras se reunieron en Las Sierritas, cargando imágenes de Santo Domingo y orando. La quema de pólvora fue casi nula y se observaron pocas bandas filarmónicas.

“Hemos querido fortalecer nuestra fe en un momento difícil, de contradicciones, confrontaciones, dolor y muerte de tantos nicaragüenses. Es en estos momentos que necesitamos una palabra y un abrazo de esperanza”, expresó Brenes, quien destacó que este año el lema de las fiestas patronales de Managua será: “Con Santo Domingo peregrinamos con esperanza”.

El padre Boanerges Carballo, de Las Sierritas, explicó que esta vez hacen hincapié en el tema de la oración y peregrinar con devoción.

“Santo Domingo se caracteriza por la algarabía, pero en esta ocasión les estamos pidiendo que viendo la tristeza de nuestra gente vayamos con un espíritu de más piedad y devoción”, comentó.

Autoridades ausentes

Durante la bajada de la imagen fue notoria la ausencia de la alcaldesa de Managua, Reyna Rueda, otras autoridades municipales y el resguardo de efectivos de la Policía Nacional.

La mayordomía de las fiestas patronales de Managua, que se realizan del 1 al 10 de agosto, este año está a cargo de los párrocos Boanerges Carballo, de Las Sierritas, y Juan José Nolazco, de la parroquia Santo Domingo en la capital.

Carballo aseguró que la Alcaldía de Managua no dispuso de un presupuesto para las parroquias, como lo ha hecho en años anteriores, pero dijo haberse enterado de que están apoyando a varios comités tradicionalistas de forma independiente.

Este miércoles, mientras la imagen vaya hacia su iglesia en Managua tampoco habrá un cordón policial protegiendo la procesión, dijeron los religiosos.

La procesión saldrá de Las Sierritas a las 6:00 a.m. y estaría llegando a las 4:00 p.m. a la parroquia Santo Domingo de la capital.

Debido a la situación de inseguridad en el país, Carballo explicó que han hecho coordinaciones para llevar la imagen a un mejor ritmo y orden, “para que la mayor parte de las personas puedan regresar a sus casas aún con la luz del día”.

Cien voluntarios de Cruz Roja resguardarán fiestas

La Cruz Roja Nicaragüense (CRN) informó este martes que, al menos, cien de sus voluntarios darán cobertura a las fiestas patronales de Santo Domingo en Managua.

Auner García, director general de la CRN, detalló que los voluntarios empezaron a trabajar desde ayer por la tarde en las tres actividades iniciales de la celebración: la llamada vela del barco, que se efectuó en el barrio de San Judas; la fiesta de El Palo Lucio, que se realizó en las inmediaciones de la rotonda Cristo Rey; y la misa y vigilia que se hizo en Las Sierritas.

La procesión de Santo Domingo iniciará a las 6:00 a.m. y concluirá a las 4:00 p.m. por la seguridad de los asistentes.

García precisó que a lo largo del recorrido que la imagen de Santo Domingo hará este miércoles desde su parroquia, hasta su iglesia homónima ubicada en el viejo centro de Managua, la CRN habilitará siete puestos de atención para la feligresía que así lo requiera.

"El primer puesto médico estará en la iglesia de Las Sierritas, otro en la Cruz del Paraisito, también se instalará uno en la entrada a los antiguos Cinemas, en la pista Jean Paul Genie habrá otro, el penúltimo estará en la rotonda Cristo Rey; hasta dejar al Santo en su parroquia en Managua" detalló García.

Los dos puestos adicionales de la Cruz Roja en Managua (sede central en Belmonte y colonia 10 de Junio), contarán con personal de refuerzo para atender las emergencias que se presenten fuera del contexto de las fiestas patronales.

“También se dispondrá de 12 vehículos que estarán destinados para el traslado de pacientes que ameriten ser atendidos en un centro hospitalario”, agregó.

Para implementar este plan de cobertura la Cruz Roja ha presupuestado C$163,063. El director de la institución brindó algunas recomendaciones para quienes asistan a la fiesta, entre las que destacó mantener en todo momento la supervisión a menores de edad; en caso de padecer alguna enfermedad crónica, consultar a un médico si podría asistir a estas celebraciones; hidratarse durante el recorrido, mantenerse alejado de quienes manipulan pólvora y en caso de sufrir alguna quemadura, buscar el apoyo de los cruzrojistas.