•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por tercer día consecutivo, los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) protestaron este miércoles por las principales calles de la ciudad,  demandando respeto a la autonomía universitaria y seguridad para retornar a las aulas.

Desde el sábado 28 de julio que el Concejo Universitario reanudó el año académico en la UNAN-León, los universitarios a través del Movimiento Universitario 19 de Abril, se declararon en rebeldía.

 Ruegan a Minguito por la paz

Son contados los estudiantes que se han integrado a las aulas, los recintos se observan vacíos y en algunos casos como el recinto central de la Facultad de Ciencias y Tecnología permanece cerrado.

Byron Estrada, dirigente del Movimiento Universitario 19 de Abril en León, expresó que los estudiantes continúan en rebeldía porque no hay seguridad para retornar a los recintos universitarios, además se han solidarizado con los médicos docentes, que fueron despedidos en el Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales Argüello (Heodra).

“Los estudiantes no regresamos a las aulas porque exigimos justicia, democracia y autonomía universitaria, y lo han visto; nuestro compañeros de clases no han ido y vamos a continuar diciéndoles que nosotros los estudiantes queremos regresar a clases, pero necesitamos seguridad. No queremos encontrar policías y parapolicías dentro de nuestra universidad”, expresó Estrada al finalizar la marcha cívica que recorrió las principales calles de la localidad.

Parapolicías vigilan

Mauricio López, otro de los universitarios que participó en la marcha, denunció que el Concejo Universitario de manera arbitraria conformó un cuerpo de seguridad interna que está compuesto por parapolicías, situación que atenta contra la integridad de todos los estudiantes.

 CIDH pide lista oficial de muertos

López agregó que han recurrido en varias ocasiones al despacho de la rectora y diputada del Frente Sandinista, Flor de María Valle, para exponer sus demandas como estudiantes, pero se les ha negado el ingreso.

La población estudiantil de la UNAN-León es superior a los 23,000 estudiantes.