•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estudiantes de la Universidad Centroamericana (UCA) convocaron a un plantón esta mañana para protestar por la retención de los fondos del presupuesto asignado a esta casa de estudios superiores, lo que provocó el aplazamiento de programas y la suspensión del contrato a una “cantidad importante” de trabajadores, según un comunicado oficial.

Esta disposición afectaría principalmente a los 4,700 alumnos que tienen algún tipo de beca en la UCA, que representa casi un 50% del total del estudiantado, que corresponde a 9,430 activos en pregrado y posgrado, según datos oficiales de la universidad.

La suspensión de labores en esta alma mater durante todo este mes implica el aplazamiento de los programas académicos, los servicios públicos y la interrupción de los contratos laborales de “una parte importante” de los trabajadores de la universidad.

Hasta el momento, la UCA ha sido la única universidad que ha reportado el retraso de los fondos estatales provenientes del 6% del Presupuesto General de la República para 10 universidades nacionales.

Forma de represalia

El doctor Ernesto Medina, catedrático y rector de la Universidad Americana (UAM), considera que el CNU tiene la responsabilidad de “aclarar” el retraso de las transferencias del 6% que por ley corresponden a la UCA.

Agregó que si se tratase de una afectación exclusivamente de la UCA haría creer de que se trata de una “pasada de cuentas”.

“(El recorte del 6% a la UCA) aumentaría la sospecha o creencia de que se trataría de una pasada de cuentas por la posición que ha tenido la universidad y los estudiantes haciendo uso de un derecho legítimo que tenemos los nicaragüenses de protestar”.

Los jóvenes de la UCA han participado activamente en las protestas desde abril pasado y el padre José Idiáquez, rector de esta institución, ha respaldado las actividades del estudiantado.

“Cualquier universidad que recibe presupuesto del Estado y que tiene toda su estructura diseñada para funcionar con un aporte importante, el recorte de un día para otro causa perturbaciones”, mencionó Medina.

Según el doctor Medina, la crisis económica en el país está afectando a todas las universidades, puesto que ha alterado tanto el calendario académico de este año, como los programas de investigación que se realizan en el país.

El doctor Carlos Tünnerman, exministro de educación y miembro de la Alianza Cívica en el diálogo nacional, planteó que estas acciones parecen indicar que se “trata de una represalia” y las calificó como algo “condenable”.

“Va a perjudicar a muchos estudiantes, empleados, profesores. Sería un perjuicio muy grande para una institución académica que se ha ganado el respeto y la consideración de la sociedad nicaragüense y que goza de prestigio nacional e internacional”, enfatizó Tünnerman.

Entre tanto, el Consejo Nacional de Universidades (CNU), emitió un comunicado este miércoles en el que señala que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público les informó que la actual situación de inestabilidad socioeconómica que vive el país, ha obligado a una reprogramación financiera de algunos fondos del Presupuesto General de la República correspondientes al mes de julio en todas las instituciones que reciben fondos del Estado, incluyendo el 6% Constitucional para las universidad y que dicha entrega de recursos será reprogramada.