•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Mientras hoy siguieron sumándose más médicos y personal de salud despedidos por el Ministerio de Salud (Minsa), en diferentes municipios del país, un juez de la capital mandó a juicio a un cirujano odontólogo acusado por tráfico de armas.

Irvin Escobar Ortiz, de 29 años, es el médico a quien el juez Quinto Distrito Penal de Juicio de la capital, Julio César Arias, mandó a juicio para el próximo 25 de agosto junto con los jóvenes Crisffer Bustos Molina y David López Artola.

Tanto el doctor Escobar Ortiz, como los  otros dos jóvenes, son señalados por la Fiscalía General de la República de haber llevado armas artesanales en una camioneta para los universitarios que estuvieron atrincherados durante las protestas contra el gobierno, en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN en Managua.

Julio Montenegro, abogado defensor del médico Irvin Escobar reclamó ante el juez Arias,  porque las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, no han cumplido con la orden de llevar al detenido al Instituto de Medicina Legal, IML.

La orden que Escobar sea examinado en el IML fue dada desde el pasado 19 de julio por el juez suplente Félix Salmerón, señaló el abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, quien ejerce la defensa del galeno.

La detención de doctor Irvin Escobar y su esposa, la también médico,  Blanca Cajina Urbina, quien fue puesta en libertad después de permanecer detenida cinco días, con una herida sobre la ceja izquierda, causó indignación entre el gremio médico.

La doctora Urbina sufrió la herida en la ceja porque al momento de su detención, ella fue lanzada, junto a su pareja, sobre el pavimento y un policía con el rostro encapuchado le puso la bota militar sobre la cabeza, lastimando su rostro contra el asfalto de la carretera.