•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En 35 minutos, el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua celebró el juicio contra el exmilitar acusado de la muerte de la estudiante de medicina brasileña Raynéia Gabrielle Lima.

A la 1:50 p.m. del pasado miércoles, 1 de agosto, Pierson Gutiérrez Solís, de 42 años, fue presentado ante el juez Abelardo Alvir Ramos y se declaró culpable de disparar contra el vehículo que la noche del 23 de julio conducía Lima, en el residencial Lomas de Monserrat, en Managua, según consta en el acta de audiencia a la cual tuvo acceso El Nuevo Diario.

 OEA presiona y el Gobierno protesta

A Gutiérrez Solís, un exmilitar experto en taekwondo, el Ministerio Público le formuló cargos por homicidio y portación ilegal de armas, pese a que contra la brasileña, de 31 años, accionó un fusil tipo carabina M4, de uso restringido.

Raynéia Gabrielle Lima fue sepultada este viernes en Brasil.

El proceso judicial contra Gutiérrez Solís se celebró a puertas cerradas y bajo total secretismo. Terminó a las 2:25 p.m. del mismo miércoles, cuando el juez Alvir Ramos dio por cerrado el caso.

Según consta en el acta, el proceso fue breve porque el acusado admitió que mató a la estudiante de sexto año de Medicina de la Universidad Americana (UAM).

“Yo admito los hechos (delitos) que están en la acusación, lo hago de manera voluntaria y pido disculpas”, expresó el acusado ante el titular del Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de la capital.

 Denuncian desaparición de estudiante que protestó con un baile en la UCA

Gutiérrez Solís también alegó ante el juez que es la primera vez que tiene “problemas” con la justicia.

Raynéia Gabrielle Lima fue atacada a balazos cuando regresaba a su casa después de concluir su turno en el hospital Carlos Roberto Huembes, de la Policía Nacional. Vecinos del lugar donde ocurrió el crimen declararon en su momento que la joven había sido asesinada por encapuchados armados que permanecían en la zona.

La Policía Nacional aseguró en una nota oficial que el autor del crimen era un guarda de seguridad privada, de quien no brindó su identidad. Cuatro días después, a través de un nuevo comunicado, las autoridades reportaron la captura de Pierson Gutiérrez Solís, pero ya no lo identificaron como guarda de seguridad. Se supo entonces que había pertenecido al Ejército de Nicaragua y que laborada en Petronic, la empresa petrolera del Estado. El Ejército aclaró de inmediato que desde el 2009 había salido de esa institución.

Culpan a la víctima

Tanto en la acusación formulada por la Fiscalía como en el alegato del abogado defensor, Walter Erick Solís, se notó la intención de responsabilizar a la propia víctima por la conducta criminal del acusado.

 Estados Unidos respalda la resolución aprobada en la OEA

Solís justificó que su representado cometió el crimen “por nerviosismo”.

“La conducta propia de la víctima (Raynéia Gabrielle Lima), que varias veces pasó y trató de atropellarlo, posiblemente causó nervios en mi representado (Pierson Gutiérrez Solís) y disparó”, insistió el defensor, aprovechando que la tesis acusatoria del Ministerio Público insinúa que Raynéia Gabrielle Lima es culpable de su tragedia porque manejaba a exceso de velocidad y de manera sospechosa.

La Fiscalía pidió 16 años de prisión para Gutiérrez Solís, mientras que el abogado defensor solicitó 11 años.

Exigen investigación imparcial

Ernesto Medina, rector de la Universidad Americana (UAM) donde estudiaba Lima, dijo estar preocupado por la forma en que se está llevando el proceso judicial contra Pierson Gutiérrez Solís.

“Este juicio rápido, acelerado, nos indica que algo raro sucede. Desgraciadamente, después de la forma en que se ha manejado este caso, no tenemos confianza en las autoridades”, manifestó Medina, destacando que todas las preguntas que no están respondiendo correctamente las autoridades, “más bien siguen sembrando dudas sobre la imparcialidad de la justicia en Nicaragua”.

 Médicos denuncian 135 despidos

Mencionó como ejemplo, que no hay justificaciones creíbles sobre qué hacía Gutiérrez Solís en las cercanías del Colegio Americano, ni por qué portaba un arma de alto calibre.

“Creo que no se nos está diciendo la verdad. Nosotros seguimos exigiendo que se diga la verdad, que se haga una investigación a fondo y que esta sea imparcial, independiente”, recalcó el académico.

Además, Medina mencionó que no se está aplicando la severidad que corresponde al caso.

Medina destacó que como autoridad académica seguirá demandado que se investigue la verdad sobre el asesinato de la joven.

Brasil también presiona

Aurelio de Abranches Viotti, representante alterno de Brasil ante la OEA, manifestó durante la última sesión del Consejo Permanente de ese organismo la “profunda indignación” de su gobierno por el asesinato de Lima.

 Periodistas de Nicaragua realizan plantón para exigir libertad de expresión

“El Gobierno de Brasil exhorta a las autoridades nicaragüenses a que hagan todos los esfuerzos necesarios para identificar y castigar a los responsables por este acto delictivo que victimó a esta joven ciudadana brasileña”, indicó el pasado jueves el funcionario.

Brasil condenó el uso de fuerzas paramilitares en Nicaragua, citando la información constatada por el Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni).

El gobierno brasileño ha calificado de "inaceptable" la muerte de la estudiante y pidió a Nicaragua investigar el caso en profundidad.

Lima fue sepultada con su gabacha de médico

La estudiante brasileña Raynéia Gabrielle Lima fue enterrada este viernes en la localidad de Paulista, región metropolitana de Recife.

Lima llevaba su gabacha de médico y fue velada la madrugada de este viernes por sus familiares y amigos.

 Realizan plantón para demandar libertad de protestantes

La madre de la joven, María José da Costa, aseguró que luchará hasta saber la verdad sobre la muerte de su hija.

"Quiero descubrir quién fue realmente el que la mató y que el país (Nicaragua) pague por eso", señaló da Costa, quien llevó al entierro una copia del diploma de su hija, un homenaje póstumo de la universidad nicaragüense UAM.

La madre de la joven aseguró que Lima "sufrió mucho" para conseguir el diploma, pues el "gran sueño de su vida era ser médica".

"Ella no tuvo oportunidad de estudiar en el estado de Pernambuco. No existen oportunidades para que las personas sin recursos puedan estudiar medicina. Ella tuvo que irse de Pernambuco para poder realizar su sueño de ser médica", afirmó.