•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este sábado, la policía impidió el acceso de periodistas internacionales al barrio indígena de Monimbó, en la localidad de Masaya. 

Diversas ciudades organizaron marchas antigubernamentales este sábado, pero la población que fue buque insignia durante las protestas contra el Gobierno fue asediada por antimotines, quienes modificaron los planes de los masayas y de los periodistas que intentaban contar al mundo lo que ocurre en la Ciudad de las Flores.

 Maduro acusa a Santos de atentado con dron

Los manifestantes se vieron obligados a cambiar el punto de partida de la marcha, así como el recorrido, que se vio deslucido a causa de la presencia de las fuerzas combinadas del Gobierno, integradas por policías, parapolicías, paramilitares y antimotines.

La entrada a Monimbó fue cerrada este sábado con policías fuertemente armados.

Del mismo modo, los efectivos enviados por el Gobierno, comandados por el comisionado Ramón Avellán, impidieron a la prensa internacional su entrada al icónico barrio de Monimbó, tal y como constató en el lugar un equipo de Acan-Efe.

“De aquí no pasan, váyanse al parque y graben allí”, respondió el mando policial sin más argumentos al ser preguntado por qué estaba vetado el paso a la prensa por una calle de libre circulación y de tránsito habitual para la ciudadanía.

 Ciudadanos apoyan a médicos

Periodistas, fotógrafos y camarógrafos han sufrido en los últimos meses robos, lesiones, registros y retenciones por parte de las fuerzas combinadas gubernamentales. 

La profesión periodística efectuó diversas moviliza-ciones para reclamar al Gobierno que permita a los reporteros realizar su trabajo con libertad para contar lo que pasa en el país. 

Varios periodistas han sido capturados y asediados en medio de la crisis, pero la peor de las suertes la corrió Ángel Gahona, quien dirigía el noticiario televisivo independiente El Meridiano y que hacía transmisiones a través de redes sociales cuando fue asesinado a tiros el pasado 21 de abril.