•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mexicano Remigio Ángel González, jefe del conglomerado de medios Albavisión y propietario de diversos medios de comunicación en Nicaragua, fue propuesto por congresistas estadounidenses para que en ese país se le apliquen sanciones financieras bajo la Ley Global Magnitsky por actos de corrupción. 

La propuesta, realizada a través de una carta al presidente Donald Trump, la hicieron Eliot Engel, Ileana Ros-Lehtinen, Albio Sires, David Valadaoy Norma Torres, quienes además de González, propusieron a otras cinco personas “que cumplen los criterios para rendir cuentas en virtud de la ley” y que son originarias de México, Guatemala, El Salvador y Honduras. 

 Sandinistas marchan en apoyo a Ortega

Según la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), González tiene bajo su mando 35 canales de televisión, 114 estaciones de radio, 2 compañías de periódicos y salas de cine en once países de América Latina, incluidos Costa Rica, República Dominicana, México, Chile y Argentina.

Los congresistas estadounidenses señalan que González “ha podido eludir las leyes que prohíben los monopolios o restringen la propiedad extranjera de los medios nacionales mediante el uso de compañías fantasmas dirigidas por parientes locales, amigos y suplentes”.

“Esperamos esfuerzos de los Estados Unidos para combatir la corrupción y los abusos contra los derechos humanos en la región del Triángulo Norte de América Central y en todo el mundo”, señalan los congresistas en la carta enviada el pasado jueves.

Caso de corrupción

En Guatemala, el empresario mexicano tiene bajo el nombre de su esposa, la guatemalteca Alba Elvira Lorenzana, varios medios de comunicación que estaban involucrados en un esquema de corrupción para financiar ilegalmente la campaña presidencial de Otto Pérez Molina, según la Fiscalía de ese país. 

 CIDH ha otorgado 95 medidas cautelares

La investigación reveló que Radiotelevisión Guatemala SA (Canal 3) y Televisiete SA (Canal 7), propiedad de González, canalizaron alrededor de US$ 2.3 millones en la campaña del Partido Patriota entre 2008 y 2011.Según la investigación, el dinero se utilizó para comprar nuevos autos modelo de año. A cambio, las compañías de televisión de González supuestamente se beneficiaron de contratos millonarios para publicidad gubernamental.El valor de los contratos celebrados entre 2012 y 2015 habría sido de más de US$ 26 millones.

González también apareció en los Panama Papers como accionista de la compañía con paraíso fiscal Global Holding Properties Corporation. 

En Nicaragua, González es asociado con la propiedad del Grupo de Radio y Televisión Nicaragüense (Ratensa) que posee los canales 9, 10 y 11,17 y 25, y con Televicentro, que maneja el canal 2, 7, 19 y varias estaciones de radio. Antes que Daniel Ortega regresara al poder en 2007, González era dueño del 94% de las acciones de Canal 4. Posteriormente, el mexicano habría entregado el control de la televisora a cambio de obtener otras frecuencias de televisión.