•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes explicó este domingo que la labor como mediadores y testigos del diálogo nacional, asumida por los obispos, no es en carácter individual, sino como Conferencia Episcopal, al referirse a las pretensiones del Gobierno de reestructurar el diálogo solo con los obispos que “han mantenido un comportamiento ecuánime”, según declaraciones que el canciller Denis Moncada brindó a un medio italiano.

“Nosotros hemos aceptado trabajar en el diálogo como Conferencia Episcopal, no como individuos. Cuando a mí me propusieron formar parte del diálogo, dije que lo aceptaba, pero como Conferencia Episcopal. Si la Conferencia hubiera dicho no, yo digo también no”, resaltó Brenes.

 Irlanda Jerez permanece aislada en el penal

En una entrevista que Moncada concedió a la periodista italiana Geraldina Colotti, del portal L’Antidiplomatico, este reveló que viajó al Vaticano y expuso que “el diálogo se ha estancado también por las acciones de algunos sectores de la Conferencia Episcopal, que abiertamente se han puesto a favor de la oposición”.

“El diálogo se debe reestructurar con aquella parte de los obispos que han mantenido un comportamiento ecuánime. También por esto hemos venido al Vaticano”, dijo el canciller nicaragüense a L’Antidiplomatico.

Moncada manifestó que el Gobierno requiere encontrar “el mejor camino para definir un nuevo diálogo y resolver la situación interna, sin injerencias internacionales”.

 Brenes: No se puede hablar de normalidad

“En esta visita, nos parece que hemos sido escuchados, que hemos podido explicar nuestras razones. La ONU ha prometido acompañarnos en este nuevo intento. Obviamente, todo debe ocurrir en el pleno respeto de la Constitución, se debe restablecer la estabilidad, llevar la paz y el respeto por la vida de las personas, luego se puede discutir cómo reforzar la democracia”, afirmó Moncada.

Separar a un obispo de la mesa del diálogo y dejar a otros, es algo que no puede suceder “en ningún momento”, advirtió el cardenal Brenes tras señalar que El Vaticano tampoco le ha comunicado sobre lo expuesto por el Gobierno en Roma, pero confirmó que la comunicación con el Gobierno se ha cortado.

“La Conferencia Episcopal ha tomado una decisión clara e irrevocable, estamos disponibles para continuar el diálogo como mediadores y testigos con los mismo cinco obispos de la comisión episcopal, no se cambia a ninguno, esa es la decisión de la Conferencia Episcopal”, afirmó monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua.