•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) integró a su equipo a un grupo de sicólogos con el objetivo de brindar atención integral a personas que han perdido familiares durante la crisis sociopolítica que enfrenta el país.

También serán atendidas víctimas de detenciones arbitrarias así como aquellos que han sufrido violencia extrema por parte de fuerzas civiles irregulares que operan en coordinación con las autoridades.

 Moncada plantea en el Vaticano que solo obispos ecuánimes estén en el diálogo

Denis Darce, en representación de CPDH, dijo que las víctimas de la violencia han sufrido un impacto emocional fuerte que podría alterar sus conductas, por lo cual necesitan atención especializada inmediata.

 “La CPDH siempre consideró que la violación de un derecho humano y, sobre todo, la violación al derecho a la vida desata un golpe emocional fuerte no solo en la víctima, sino también sobre los familiares de esta, generando afectaciones a la salud mental de la persona. En ese sentido hemos podido brindar asistencia sicológica para recuperación emocional”, manifestó Darce.

La sicóloga clínica Andrea Rayo, consultada por El Nuevo Diario, explicó que una amenaza, el daño físico o la pérdida de un ser querido impacta de uno u otra forma a los miembros de su núcleo.

“Hay quienes pueden romper en llanto al ver un objeto o algo que recuerde una pérdida de un ser querido, otros pueden bloquear su mente y desarrollar la negación. Estas son reacciones de carácter universal, prácticamente independientes de la cultura de la persona, y producen cambios en la experiencia afectiva, en la activación fisiológica y en la conducta expresiva”, argumentó Rayo.

Trauma en niños

La especialista destacó que los daños pueden ser severos en la niñez. Una vivencia traumática puede provocar hasta la pérdida del habla y el desarrollo de fobias, por lo que se necesita tratamiento especializado para una recuperación efectiva, indicó Rayo.

 “La información que hemos solicitado al Gobierno, no la hemos recibido”

Darce destacó que dada la gravedad de la situación que enfrenta el país, la CPDH está haciendo esfuerzos para atender la salud emocional de los más afectados por la violencia, pues muchas personas cuando denuncian violaciones a sus derechos reviven momentos de miedo, incertidumbre o terror.

“CPDH ha creado un pequeño equipo sicológico desde el cual damos acompañamiento a las personas que están sufriendo violaciones de derechos humanos de carácter extremo. Esas personas presentan un estado de salud crítico, por lo que se trabaja en la recuperación del duelo y la superación emocional ante situaciones violentas”, dijo Darce.