•  |
  •  |
  • END

Ante las reveladoras fotografías del padre Alberto Cutié, el Arzobispo de Managua y Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, declaró que esa es “una debilidad en la que como seres humanos se puede caer”, pero aclara que “no es propio de la identidad de la Iglesia Católica”.

“Son cuestiones muy personales, debilidades en las que como seres humanos se puede caer, pero este caso es una situación muy particular de una persona”, comentó monseñor Brenes, en relación con la controversia del padre Alberto, quien fue fotografiado abrazando a una mujer en una playa.

“O sea, puede haber errores de personas, pero eso no es la primera vez. Hay situaciones que en la historia de dos mil años de la Iglesia pudieron haberse dado, pero esos son casos personales”, explicó. El líder religioso agregó que estas situaciones no perjudican la identidad de la Iglesia.

“La identidad de la Iglesia es obra del Espíritu Santo y el Espíritu Santo es el que la guía. Ya lo he dicho antes, si la Iglesia estuviera en manos de los hombres, a lo mejor ya la hubiésemos echado a perder como muchas estructuras humanas”, dijo.

El celibato

El Arzobispo de Managua también explicó que los sacerdotes católicos no deben estar casados porque así se pueden “entregar de una manera plena al servicio de la Iglesia”. Argumenta que una persona casada tiene limitaciones, pero siendo los sacerdotes célibes son libres para ejercer plenamente el trabajo pastoral.

“La base que tenemos es que Cristo Jesús fue célibe, o sea, no fue casado, y yo lo veo bien importante desde mi experiencia, porque uno como célibe, o sea no casado, puede entregarse de una manera más plena al servicio de la Iglesia. Una persona casada siempre tendrá sus limitaciones, sin embargo, siendo nosotros célibes estamos totalmente libres para nuestro trabajo pastoral”. Agregó que “el celibato forma parte de la identidad de los sacerdotes, porque es un mandato de la Iglesia”.

Monseñor Brenes asegura que oficialmente no tiene información sobre casos parecidos a los del padre Alberto en Nicaragua, pero insistió en que incluso pueden darse, pero son errores “muy, muy personales”.

El caso del presidente Lugo

La semana pasado, en entrevista con EL NUEVO DIARIO, el Arzobispo también se refirió al caso del actual presidente de Paraguay, Fernando Lugo, quien ha reconocido que tuvo relaciones íntimas con sus feligresas durante su misión religiosa.

Brenes manifestó que el ex obispo de Paraguay, ahora Presidente de la República, Fernando Lugo, hizo un trabajo muy positivo como sacerdote, y considera que las revelaciones de sus hijos, concebidos algunos durante su misión cristiana, fueron una falla personal, y no se debe de ver como actitud general de la Iglesia Católica.