•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Fidel Moreno, sancionado hace un mes por Estados Unidos con la Ley Magnitsky, renunció hoy a la presidencia del club de futbol Real Estelí, uno de los más más poderosos en Nicaragua.

Una nota de prensa del Real Estelí precisó que Moreno estuvo al frente del club durante 14 años, desde el 22 de mayo de 2004, ganando "21 torneos cortos de 29 disputados".

En el informe, no se precisan las causas de la renuncia de Moreno al popular club de futbol.

"Bajo su administración nuestro club se convirtió en un equipo sin límites en el fútbol nicaragüense, dominando todas las competencias nacionales organizadas por la Federación Nicaragüense de Fútbol y Liga Primera, el Tren del Norte es claro dominador de los campeonatos de Primera División, Juvenil Especial y Categorías Menores", indica un comunicado.

El llamado Tren del Norte también consiguió tres campeonatos de forma invicta, convirtiéndose además en el equipo con más goles anotados en una campaña (86), y fue el conjunto menos goleado.

De interés

Al anunciar la renuncia de Moreno, no se menciona al posible sustituto, ni a candidatos al cargo de presidente de la junta directiva del Real Estelí.

“Ahora la directiva debe reunirse y a través de una votación elegir al sucesor de Fidel Moreno entre sus mismos miembros”, dijo el gerente del Real Estelí, Helmuth Hurtado, aunque aún no hay fecha para dicha reunión.

El Real Estelí se prepara para el arranque del Torneo Apertura 2018-2019 de la Liga Primera, programado para el viernes 24 de agosto.

Moreno, junto al comisionado Francisco Díaz, y el ahora exvicepresidente de Alba de Nicaragua, Francisco López, fue sancionado con la Ley Magnitsky el pasado 5 de julio.

Estados Unidos señala a los tres afectados de estar involucrados en actos de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

En el caso de Moreno, se le señala de dirigir a "grupos armados" que han atacado a los manifestantes durante la crisis en Nicaragua.

Fidel Antonio Moreno Briones "ha dirigido actos de violencia cometidos por la Juventud Sandinista y grupos armados progubernamentales que han sido implicados en numerosos abusos contra los derechos humanos relacionados con las protestas en curso contra el gobierno nicaragüense", indicó un comunicado de Estados Unidos el pasado cinco de julio.