•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, Emmanuel Dávila Largaespada, permanecerá 84 días en arresto preventivo mientras llega la fecha del juicio donde un juez decidirá si es o no culpable del asesinato del estudiante universitario de medicina Keller Steven Pérez.

Así lo decidió este martes el juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Julio César Arias quien al final de la audiencia inicial hecha a puerta cerrada ratificó la prisión preventiva para el acusado y le programó audiencia inicial para el próximo 31 de octubre.

Por su presunto involucramiento en el crimen del joven universitario a Dávila la Fiscalía le atribuye los delitos de asesinato agravado, robo agravado, crimen organizado, uso de armas restringidas y  terrorismo.

Por el asesinato del estudiante de medicina también son acusados Cristhian Mendoza Fernández, alias “Viper”, Alejandro Araúz y Humberto Arias. Este último todavía no ha sido capturado.

El cuerpo sin vida de Keller Steven Pérez apareció el 22 de mayo del año en curso con señales de  haber sido torturado.

Emmanuel Dávila  fue capturado por la Policía el pasado 20 de julio, en una casa cercana al Mercado Oriental, junto a otros  nueve estudiantes (seis universitarios y tres de secundaria).

Dávila es defendido por la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, cuya abogada Verónica Nieto se opuso a que lo mandaran a juicio alegando que la acusación no explica bien las razones de su detención.

Dávila es parte de los estudiantes que se refugiaron en la iglesia Divina Misericordia donde fueron atacados con armas de guerra por fuerzas combinadas de la Policía y parapolicías entre la noche del viernes 13 de julio del año en curso y el amanecer del día siguiente.

Nueve días después los estudiantes que estuvieron atrincherados en la UNAN-Managua, durante las protestas contra el gobierno, fueron acusados por terrorismo y portación ilegal de armas en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de la capital.

Por su participación en los sucesos ocurridos en la iglesia Divina Misericordia, el pasado 13 de julio, a Emmanuel Dávila también le fue imputada otra acusación por el delito de portación ilegal de armas, por el cual está a la espera de la audiencia inicial al igual que los otros nueve acusados para el próximo 17 de agosto.