•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los familiares de Irlanda Jerez, odontóloga y comerciante del mercado Oriental, confirmaron que su pariente no ha recibido maltrato físico, solo sicológico por el hecho de estar privada de libertad sin justificación.

 Gobierno responsabiliza a oposición por muertos

Starina Talavera afirmó que logró ver a su mamá, en la cárcel La Esperanza situada en el kilómetro 26 y medio de la carretera Tipitapa-Masaya, y pudo constatar que no tiene ninguna herida.

“Ella está firme, segura, a pesar de esta prueba, está con mucha energía y no se va a doblegar y no va a firmar ningún documento ni video, porque no va a dejar sus principios e ideales. Mandó a decir que podrán tener su cuerpo prisionero, pero no su espíritu ni su pensamiento”, afirmó la Starina.   

Eso irregular

Jerez fue detenida por miembros encapuchados de la Policía Nacional el pasado 18 de julio, en las inmediaciones de la rotonda de Cristo Rey, cuando regresaba de una reunión en Bello Horizonte y fue trasladada a las instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote.

La comerciante tenía orden de captura girada por Edgar Altamirano, juez noveno de Distrito Penal de Juicio de Managua, por los delitos de usurpación de dominio privado, fraude por simulación, estelionato y falsedad  ideológica en perjuicio de Zoraida López Salmerón.

 Pasajes más caros por la reducción de vuelos

“Eso fue en el 2016 y tenía un recurso de amparo, pero de pronto surgió una orden de captura. A la fecha, el abogado no lo ha podido ver y ha introducido escritos para realizar audiencia porque todo el proceso jurídico ha tenido muchas irregularidades. Los derechos de mi mamá han sido violentados e irrespetado”, mencionó Starina.

Según la hija de la comerciante, a su hermanita de 14 años le dijo que iba a salir de ese lugar, que no se preocupara. Jerez anotó a ocho personas entre tíos, abuelito, hijas y su pareja para que la visiten en la cárcel La Esperanza.

“Después del 19 de julio a ella la trasladaron a la cárcel La Esperanza y al día siguiente unos familiares la vieron por tres minutos y ese día nos indicaron que podíamos pasar paquetería (colchonetas, almohadas y alimentos), de lunes a viernes, luego cambiaron de parecer y nos dijeron que tenía prohibido, pero gracias a Dios pues todo está normal”, dijo la hija de la comerciante.

Refirió que la próxima visita será el próximo 28 de agosto en horas de la mañana.