•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), se reunieron hoy con directivos de Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), para conocer de la situación de los defensores de derechos humanos en Nicaragua.

La coordinadora de la Mesa de Seguimiento de Nicaragua Meseni/CIDH, Denise Cook, dijo que están recopilando la información necesaria que será plasmada en los informes periódicos que presenta la CIDH sobre Nicaragua.

El asesor de la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Guillermo Felez Maldonado, expresó que hay mucha preocupación sobre los derechos humanos en Nicaragua desde los últimos meses y en especial por la presencia de los grupos armados que operan sin ningún distintivo de autoridad.

Sobre la negativa del gobierno del presidente Daniel Ortega a recibir a una comisión de la Organización de Estados Americanos, comentó que la CIDH es una instancia autónoma de la OEA.

El director de CPDH, Marcos Carmona comentó que hay una serie de amenazas en contra de diversos sectores y actualmente son motivo de preocupación los despidos de médicos y personal de salud, lo cual incidirá en la atención hospitalaria a la población.