•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Varios médicos nicaragüenses que han sido despedidos denunciaron que han recibido amenazas de las autoridades de los hospitales y centros de salud públicos, por exponer sus casos en los medios de comunicación, reveló la Asociación Médica Nicaragüense (AMN).

Aseguran que una de las amenazas que reciben es que si continúan denunciando en los medios de comunicación, o si van a hacerlo “pagarán caro y posiblemente no se les pague la indemnización a como la ley dice”.

 Alianza Cívica llama a retomar el diálogo

Según la AMN, les dicen que “verán a qué se exponen denunciando”, refiriéndose a las entrevistas publicadas sobre las irregularidades en los procesos de despido del personal de salud en las últimas semanas.

Hasta el martes esta organi-zación registraba 200 médicos despedidos de sus puestos laborales en instituciones públicas.

Sin embargo, la AMN considera que la cifra continuará aumentando porque “ya están listas más cartas (de despido)”, y que la coerción es para desmotivar a los médicos que prefieren quedarse callados.

“Hay temor por amenazas directas a la hora de retirar la carta y tenemos conocimiento pleno que hay temor por más despidos”, dijo el secretario de la junta directiva de la AMN, doctor Carlos Duarte, quien considera que esto viola “todas las leyes” que protegen a los médicos.

Déficit en atención

En el Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), de León, las citas con un especialista pueden demorar entre tres y cuatro meses, señaló el pediatra neumólogo Jorge Alemán, quien fue despedido de este hospital el viernes 28 de julio.

 ONU pide desarticular grupos armados

“Yo estaba viendo (en consulta) entre 10 y 12 pacientes diario, que es muchísimo. En las otras especialidades, la mayoría de las citas también andan entre tres y cuatro meses”, declaró el único pediatra neumólogo de la zona de occidente, quien había regresado al Heodra hace 13 meses, después de estudiar la subespecialidad en México.

“Los problemas de asma; por ejemplo, los veo como especialista. Pacientes que no tengan para una consulta o para un medicamento para asma, entran en descompensación y eso deteriora mucho la vida de ellos”, afirmó Alemán.