•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos siete personas fueron detenidas arbitra-riamente en Masaya en un operativo policial y de parapoliciales realizado en el barrio Países Bajos, localizado al oeste de la ciudad de las flores.

Anoche fue liberada Gloria Pérez, una madre que se la habían llevado mientras amamantaba a su hija de apenas dos años.

Yassuara Alfaro Pérez expresó que en horas de la mañana del martes, su mamá se encontraba con su hermanita de 2 años cuando policías antimotines y parapoliciales llegaron a la vivienda preguntando por su papá, quien fue miembro del Ejército de Nicaragua hace 10 años.

“Mi mamá le respondió que no estaba, reaccionaron de forma violenta. Desde la ventana nos gritaban que nos matarían, incluyendo a mis hermanos de 10 y 15 años, solo porque les pregunté si tenían orden de allanamiento”, recordó Yassuara.

Agregó que los armados encapuchados comenzaron a empujar la puerta hasta que la abrieron y al revisar la casa, encontraron camisetas azul y blanco, luego  destruyeron todo lo que a su paso encontraron.

“Ellos (los policías y parapoliciales) se llevaron tres tablet y 8,500 córdobas. En la casa permanecieron aproximadamente una hora dándole vuelta a la casa y amenazándonos”. 

Está enferma

Refirió que a su mamá se la llevaron detenida a la Policía de Masaya, sin importarles que tenía a la niña de dos años y que su madre presentaba una hemorragia masiva desde que los parapoliciales y la policía ejecutaron el pasado 17 de julio en la “operación limpieza”.

Anoche se conoció que Gloria Pérez fue liberada, pero el resto de personas que se llevaron en la redada quedaron detenidas.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) dio a conocer que fueron siete las personas detenidas el martes en Masaya, entre ellas una del municipio de Niquinohomo, y que en las redadas se llevan a familias completas.