•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las protestantes Yuri Clark, Irma Valerio, Elsa Valle e Irlanda Jerez detenidas en el Sistema Penitenciario para Mujeres La Esperanza, pidieron a la población a continuar las marchas y no dejarlas solas.

El mensaje fue enviado a través de Carlos Valle, padre de la universitaria  Elsa Valle, quien ayer pudo ver a su hija después de más de un mes que lleva detenida.

 Universidad tica becará a refugiados nicas

Valle dijo que su hija le manifestó que Clark, Valerio, Jerez y ella (Elsa), están en una misma celda y necesitan del respaldo de la población. “El llamado que ellas hacen es que no hay que bajar la guardia. Hay que decirle al pueblo que vaya a los plantones y a las marchas”, aseguró Valle.

El padre de la detenida agregó que las autoconvocadas pidieron que se haga un plantón  en las afueras del sistema penitenciario de mujeres.

Continúan aisladas

El papá de Elsa Valle aseguró que su hija le relató que las mujeres protestantes reciben malos tratos y aislamiento dentro del penitenciario. “Mi hija me asegura que mujeres la torturan sicológicamente. Me contó que mujeres que la golpearon en El Chipote, llegan al penal y las hostigan”, dijo Valle.

 ONU pide desarticular grupos armados

Agregó que las protestantes tienen restricciones para hablar  y que “acondicionaron una oficina y la convirtieron en cárcel donde las recluyeron”.

“La desobediencia es suficiente para que las trasladen a celdas más pequeñas y oscuras”, afirmo tras revelar que su hija le confesó que les permiten tomar el sol una hora a la semana y que tienen prohibido comprar en un kiosko habilitado para las reclusas.

Limitan visitas

Carlos Valle denunció que a él y a otros familiares les practicaron revisiones extremas para poder ver a sus hijas durante una hora, cuando lo establecido son tres.

“El papá de Irma Valerio iba a verla por primera vez, pero no se pudo porque el señor andaba un chip en una de sus bolsas. Irma sufrió porque no pudo ver a su papá”, relató Valle.