•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) volvieron a salir a las calles de la ciudad para exigir a las autoridades que respeten la autonomía universitaria y retiren de los recintos a los civiles armados y policías que allí permanecen, según denunciaron.

“Queremos estudiar, pero necesitamos seguridad. Nuestros recintos están ocupados por paramilitares y policías que no nos garantizan seguridad”, aseguró Byron Estrada, del Movimiento Universitario 19 de Abril-León.

Estrada dijo que la asistencia a clases en la UNAN-León continúa baja en todas las facultades debido a que los estudiantes temen exponerse a represalias por haber participado en manifestaciones antigubernamentales.

En León, los universitarios tienen 11 días de protestar en las calles y a las afueras de los distintos recintos universitarios, en donde las autoridades han orientado que se les cierren las puertas.

Este miércoles, los universitarios se congregaron en los alrededores del parque El Calvario, en el centro de la ciudad, y después marcharon por las calles exigiendo autonomía universitaria y cese a la persecución.

Estrada expresó que mientras persista la amenaza para los universitarios “la lucha va a continuar en las calles”.

“No vamos a retornar a las aulas de clases porque no tenemos seguridad, el Consejo Universitario acomodó el calendario académico para que se aparente que todo dentro de la institución está normal, pero no es cierto. Nada esta normal, hay persecución e intimidación en contra de muchos estudiantes”, comentó Maycoll Rizo, también miembro del movimiento.

 

Rizo expuso que muchos estudiantes han optado por quedarse encerrados en sus casas y una mínima parte asiste a las aulas.  “El llamado es que se sumen a la protesta porque lo que se quiere es una universidad con libertad en donde se respeten las ideas de todos”, agregó.

Por su parte, Amaya Coppers, estudiante de la carrera de Medicina, denunció que le han negado el ingreso a la universidad y al igual que a muchos de sus compañeros que han intentado ingresar al Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales para realizar sus prácticas profesionales.