•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tres docentes estelianos denunciaron que fueron despedidos de su puestos laborales en represalia porque son señalados de haber participado en marchas, plantones y otras acciones en contra del gobierno durante las protestas que iniciaron en el país en abril de este año.

El maestro Henry Maccoy, quien laboró cerca de 20 años en centros de enseñanza que administra el Ministerio de  Educación, asegura que recibió una carta donde funcionarios de la entidad en Condega, le expresan que prescinden de sus servicios, y lo señalan que ha faltado a la ética profesional.

Protestas de ciudadanos de Estelí en contra del gobierno. ARCHIVO/ END

Durante los últimos años aseguró ha laborado en el centro escolar “Lolita Salazar”, donde impartía la asignatura de Matemáticas a los alumnos de sexto grado de primaria y en el turno vespertino.

El maestro relató que durante toda su vida se ha esforzado por dar lo mejor de él como docente y que antes nunca había sido cuestionado ni tenía llamados de atención de ningún tipo.

Adelantó que, a pesar de no esperar resultados positivos, ejercerá su derecho a apelar de la decisión de despido ante la Comisión Departamental de Carrera Docente y otras instancias, con el fin de alcanzar su reintegro porque considera que no ha cometido ninguna falta que justifique su despido.

Otras maestras despidas son Ana Espinoza y Valeska Rivas. En el caso de Ana Espinoza, esta docente tenía 17 años de impartir clases en la enseñanza secundaria en un instituto subvencionado de la ciudad de Condega.

El docente Maccoy señaló que en la misiva que recibió le orientan que debe de entregar toda la documentación que está a su cargo.

Dijo que durante dos años consecutivos ha trabajado con los estudiantes de sexto grado de primaria y varios de ellos han obtenido el primer lugar a nivel municipal. Tan solo el año pasado varios alumnos obtuvieron el segundo lugar a nivel departamental y también este año dos estudiantes en días recientes obtuvieron su galardón como mejores estudiantes, aseguró.

También destacó que tiene una deuda de varios miles de córdobas con una empresa comercial, donde el año pasado los maestros fueron a sacar al crédito una computadora para elaborar sus trabajos, a pesar eran para beneficio del centro escolar “Lolita Salazar” de la ciudad de Condega.