•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunció hoy cuáles son los países que conformarán el “Grupo de Trabajo” para analizar la crisis en Nicaragua, y que el gobierno de Daniel Ortega ha rechazado, al calificarlo como "injerencista".

La OEA aprobó el pasado dos de agosto la conformación del Grupo de Trabajo y hoy la Cancillería de Argentina anunció cuáles países lo integrarán.

Lea: Almagro destaca "obligación" de la OEA de actuar en Nicaragua

Según el documento, el grupo de trabajo de la OEA estará integrado por: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EEUU, Guyana, México, Panamá y Perú.

El pasado 2 de agosto se aprobó un Proyecto de Resolución presentado por ocho países ante la OEA, el cual, entre sus puntos principales establece:

Crear un Grupo de Trabajo para Nicaragua, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12 del Reglamento del Consejo Permanente, cuyo mandato será contribuir a la búsqueda de soluciones pacíficas y sostenibles a la situación que se registra en Nicaragua, incluso por medio de consultas con el Gobierno de Nicaragua.

El Grupo de Trabajo para Nicaragua coadyuvará al proceso de diálogo nacional en Nicaragua, incluyendo medidas de apoyo, acompañamiento y verificación en coordinación con los esfuerzos en curso de la Organización, del SICA y de otros actores regionales e internacionales.

El Grupo de Trabajo para Nicaragua estará compuesto por un representante de cada grupo regional y otros Estados Miembros comprometidos con los objetivos de esta resolución, a ser designados por la Presidencia del Consejo Permanente en consultas con los coordinadores de los grupos regionales, a más tardar el 10 de agosto, y en apego a todo lo dispuesto en el artículo 25 del Reglamento del Consejo Permanente.

Con el fin de dar cumplimiento a la presente Resolución y para facilitar las labores de seguimiento, el Grupo de Trabajo para Nicaragua presentará mensualmente un reporte al Consejo Permanente sobre el avance de sus gestiones.

Según el gobierno de Nicaragua, esa propuesta pretende "inmiscuirse en los asuntos internos que únicamente competen al Estado de Nicaragua".

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sostiene que la creación de una comisión especial para analizar la crisis de Nicaragua no representa un acto de injerencismo y mantiene que la salida a los problemas de este país centroamericano pasa por el adelanto de las elecciones.

Luis Almagro, secretario general de la OEA. Archivo/END

En distintas entrevistas, el mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, ha dicho que no permitirá el ingreso a ese grupo de trabajo.

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha defendido la medida, con el argumento de que ese organismo y sus Estados miembros tienen como mandato velar por el respeto a la democracia.

En varias sesiones que ha celebrado la OEA para analizar la crisis en Nicaragua, al menos 20 países han expresado su  preocupación por la crisis que sufre este país, han llamado a reanudar el diálogo nacional, con la mediación de la iglesia Católica y pedido al gobierno de Ortega desmantelar a los grupos de parapolicías.